Domingo 28 de Febrero de 2021

Treinta años orientados a la producción de plantas de avellano europeo

Enero 20, 2021

La historia de Agrichile y del avellano europeo en Chile empieza en los noventa, con las primeras importaciones desde Italia del material genético de las principales variedades italianas, entre las que destaca la Tonda de Giffoni y sus polinizantes. “Después de una primera etapa, en donde las plantas producidas en nuestros viveros fueron ocupadas en campos propios, empezó la venta a los agricultores interesados en emprender en una plantación de avellano europeo. Por muchos años, los viveros de Agrichile representaron el desarrollo del avellano europeo en nuestro país, abasteciendo a los agricultores del área centro-sur y sur, con plantas de alta calidad”, detalla Camillo Scocco, gerente general de Frutícola Agrichile.

PRODUCCIÓN ACTUAL

En casi tres décadas de historia, Agrichile sigue siendo uno de los principales productores de plantas de avellano europeo en Chile, con tres viveros ubicados en las áreas de mayor desarrollo del cultivo: Los Niches (Región del Maule), San Gregorio (Región del Maule/Ñuble) y Caracas (Región de la Araucanía). La producción se enfoca en dos tipologías de plantas. La primera, se trata de plantas en contenedor anti-enrollamiento de 4 litros en substrato estéril.

Camillo Scocco explica que la principal ventaja de estas plantas es que permiten ampliar la ventana de plantación, un factor particularmente importante cuando se tienen que establecer superficies grandes, o también en caso de inviernos lluviosos que complican las operaciones de plantación. “El manejo de plantación es más simple respecto de una planta a raíz desnuda (no se necesita un hoyo de plantación de grandes dimensiones, pero sí hay que romper el pan de tierra y abrir las raíces antes de plantar) y en nuestros seguimientos no se han observado diferencias en rendimientos productivos entre una planta en contenedor y una planta a raíz desnuda”, detalla.

La segunda tipología se refiere a las plantas a raíz desnuda, es decir, plantas engordadas de muy buena calidad que garantizan un prendimiento muy exitoso. En paralelo a lo anterior, se están llevando a cabo proyectos de investigación y mejoramiento genético que en algunos años más permitirán contar con nuevas selecciones adaptadas al contexto chileno.

COMPROMISO CONSTANTE

Camillo Scocco comenta que la política comercial de Agrichile ha sido siempre mantener condiciones favorables para los agricultores, con el propósito de incentivar el desarrollo de la industria del avellano en el país. “Creemos que, a la hora de establecer un proyecto frutal, es clave contar con una disponibilidad importante de plantas para enfrentar la demanda. Además, al momento de reservar plantas en nuestro vivero se establece un lazo entre el agricultor y Agrichile, fundamental para que pueda recibir el apoyo de nuestro equipo técnico. Sumado a esto, el agricultor puede manifestar desde ese entonces su interés en firmar un contrato de largo plazo para la futura compra-venta de las avellanas”, dice el gerente general de Frutícola Agrichile. Es así como los viveros de Agrichile están siempre abiertos a las visitas de agricultores interesados en establecer una plantación de avellano europeo. Hoy ya se encuentran en etapa de reserva de plantas para los proyectos que se establecerán en 2021 y también en 2022.

Para información o reserva de plantas se puede complementar el formulario de contacto en agrichile.cl, o comunicarse con la oficina técnica a través de Rossina Varas, al correo rvaras@agrichile.cl.

Próximos Eventos


Red de Colaboradores