Lunes 28 de Septiempre de 2020

Tarea inmediata de Fedefruta con Corfo en Ñuble: “La idea es enfocarnos, primeramente, en cómo hacer más eficiente el riego (…) con tecnologías”

Mayo 2, 2019

A principios de año, la Federación de Productores de Frutas de Chile (Fedefruta) se instaló con oficinas en la nueva Región de Ñuble. ¿La tarea? Acelerar el desarrollo frutícola de la zona que, como vislumbra el gremio, tiene el potencial de convertirse en el principal polo de la producción futura del país.

Revista MundoAgro realizó un completo reportaje sobre la región, destacando las acciones de Fedefruta en Ñuble, partiendo por el PDT SmartAgro, programa co-financiado por Corfo y ejecutado por la Federación.

Esta iniciativa, la primera de Corfo en Ñuble como región, busca mejorar la competitividad de los fruticultores a través de la difusión y transferencia de nuevas tecnologías emergentes en información y comunicación, a modo de alcanzar un mayor detalle de datos en la toma de decisiones para los procesos productivos, como en la gestión de la calidad de los cultivos y –tan importante como el resto- en la mayor eficiencia de uso del agua disponible en la actualidad.

Fabiola Becerra, subdirectora de Fedefruta en Ñuble, fue consultada por la revista para hablar de este tema. “Las mejoras en riego fue uno de los más pedidos por los productores frutícolas, porque si bien hay disponibilidad hídrica en el sur (…) debemos anticiparnos y lograr hacer más eficiente el uso del riego para las hectáreas disponibles hoy”, comenta. “La transferencia tecnológica en riego es lo que está más a la mano y eso es lo que vamos a trabajar con énfasis en el PDT SmartAgro”.

La entrevista completa, a continuación.

¿Qué estrategias tienen para potenciar el desarrollo frutícola en la región?

“Nuestra estrategia es responder a las necesidades de los productores de la región de Ñuble, quienes nos han pedido trabajar en mejoras sustanciales para el riego y acceso a tecnologías con el fin de acelerar del desarrollo hortofrutícola de la región. Nos instalamos con una oficina de Fedefruta en la Asociación de Agricultores de Ñuble, nos unimos a la red de Corfo como agentes operadores para la Región de Ñuble, y trabajaremos en proyectos que busquen soluciones a brechas de este tipo, como también, para determinar a futuro qué variedades son las más propicias para la zona, de acuerdo al terroir de cada localidad”.

“Lo que nosotros vamos a evaluar es cómo potenciar el tema del riego con tecnologías, porque si bien es cierto que podemos llegar a muchas más hectáreas, debemos anticiparnos y lograr hacer más eficiente el uso del riego para las hectáreas disponibles hoy”. 

“En el programa de difusión tecnológica SmartAgro, que es el primero que Corfo hace en Ñuble y que es ejecutado por nosotros, justamente el tema de las mejoras en riego fue uno de los más pedidos por los productores frutícolas, porque si bien hay disponibilidad hídrica en el sur, llueve cuando no debe. Por ello, la idea es enfocarnos, primeramente, en cómo hacer más eficiente el riego, lo que permite no solo regar la planta, sino controlar calibres, evitar plagas y enfermedades, daños por heladas, una serie de factores que van más allá de tener la cantidad óptima de agua por hectárea”.

“Es clave entender que la tecnología en riego está diseñada para muchas tareas y mejoras en calidad. Por eso fue que al hablar con los productores de Ñuble en cuanto a sus brechas, nos dijeron que lo más importante a abordar era el riego, y lo que necesitan hacer para que los cultivos alcancen un mayor potencial productivo.  Después están los temas de nutrición, materia seca para cosecha, grados brix u otros tipos de factores”. 

¿Por qué es necesario dicho enfoque en este momento? 

“Las grandes infraestructuras para riego, como los embalses, son a largo plazo y su construcción puede dilatarse, pero las oportunidades son ahora y hay que trabajar en eso. La transferencia tecnológica en riego es lo que está más a la mano y eso es lo que vamos a trabajar con énfasis en el PDT SmartAgro”.

“Implementaremos imágenes satelitales, con drones y toda tecnología que nos sirva para tomar mejores decisiones para la productividad de un huerto, pues de hecho, con estas tecnologías se incrementa al menos un 17% en productividad, y en cultivos de hortalizas es posible llegar hasta un 30%.La diferencia también se nota en la disminución de costos, de un 15% hacia arriba, dependiendo de cada gestión del productor”. 

Hoy se dan muy bien los arándanos, cerezas y avellano europeo en esta zona. ¿Con este potencial de crecimiento, ves oportunidad para otros frutales a futuro, como la uva de mesa o los carozos? ¿Qué condiciones hacen falta?

“El INIA está trabajando en temas de agrometeorología y el SAG en plataformas que nos ayudarán a tener información sobre cuáles son las temperaturas, cuáles son las localidades propicias para una u otra variedad o especie, como ya se ha hecho en otros países, localidad por localidad. Hay que buscar lo que denominamos el terroir: suelo, clima y variedad, tres componentes determinantes para probar algún cultivo, y aquello lo vamos a entender con este trabajo sumamente intenso y ambicioso que estamos partiendo en Ñuble. Vamos a conocer el terroir en zonas como San Nicolás o Coihueco, dependiendo de su suelo, el clima y las variedades más propicias. Además, hay otros condicionantes, como el mercado, en relación a cuándo y dónde tenemos una mayor competitividad con la fruta, y en eso el arándano en Ñuble ha funcionado muy bien. Se trata de factores que uno deberá ir combinando para determinar si es factible colocar una u otra especie. En esto vamos a trabajar, entraremos a “picar” información”.

Próximos Eventos

1597190400 / 1601293282
1597276800 / 1601293282
1597795200 / 1601293282
1598400000 / 1601293282
1598486400 / 1601293282
1599004800 / 1601293282
1599609600 / 1601293282
1600214400 / 1601293282
1603843200 / 1601293282
1603929600 / 1601293282

Red de Colaboradores