Miércoles 17 de Julio de 2019

Presidente de FEDEFRUTA llama a incorporar la inocuidad como eje central en la producción frutícola

Diciembre 6, 2011

En un mundo cada vez más globalizado, los compradores e importadores de alimentos, están cada vez más preocupados por asegurar no sólo la calidad y un buen precio, sino que además, la inocuidad de los productos que se importan para garantizar la seguridad de los consumidores. Es así que la nueva Ley de Inocuidad Alimentaria de los Estados Unidos, promulgada en enero de este año, establece principios y conceptos básicos rectores que los importadores deberán cumplir a fin de poder entrar a ese mercado y beneficiarse de las oportunidades comerciales que ofrece.

Para profundizar sobre esta materia, el Sistema de Inteligencia de Mercado de la Industria Frutícola Chilena (Simfruit) desarrolló este martes el seminario “Nuevas Regulaciones de Inocuidad a las Importaciones de Alimentos a los Estados Unidos de Norteamérica: ¿nuevos desafíos para la fruta fresca y procesada chilena?”, oportunidad en la cual, FEDEFRUTA, en su calidad de patrocinante del evento, aportó algunos conceptos respecto de la relevancia de incorporar la inocuidad al proceso productivo frutícola nacional.

Al respecto, el presidente de FEDEFRUTA, Antonio Walker, indicó que la industria tiene tremendos desafíos en cuanto a mejorar la calidad y uniformidad de la fruta chilena, invertir en huertos modernos con un potencial productivos más alto, salir a la conquista de nuevos mercados como China, India e Rusia, pero también saber implementar las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), considerando un respecto más profundo por el medio ambiente, de las leyes laborales y la salud de las personas, lo cual, al final del día, explicó el personero gremial, permitirá diferenciarse de la fuerte competencia que existe a nivel internacional.

“Uno de los desafíos más importantes que tenemos como productores es la inocuidad: producir un muy buen producto, con una muy buena condición, fresco y sabroso, dado que ya no estamos solos en los mercados. Tenemos competencia, vemos lo qué pasa en Perú, Argentina, Brasil, Nueva Zelanda y Australia, y por otro lado, estamos conquistando nuevos mercados muy exigentes en inocuidad, y además, estamos viendo como un nuevo actor se integra a nuestro negocio, como son los supermercados, que son muy exigentes en este punto. Por lo tanto, tenemos que ser eficientes en la producción, en desarrollar un muy buen producto y muy sano, ya que eso nos permitirá diferenciarnos del resto de los países productores de fruta”, indicó el timonel de FEDEFRUTA.

En este sentido, Antonio Walker, apuntó a la labor que puedan desarrollar los administradores de los campos, quienes, a su juicio, deben estar “muy capacitados” en el manejo de los efectos residuales, de carencias, de producción integrada de la fruta y de productos blandos, ya que, como meta, “debemos proponernos tener una carga mucho menor de agroquímicos en nuestro producto final de manera de llegar con una fruta de muy buena calidad a los mercados de destino y que se destaque sobre nuestra competencia”, puntualizó el personero gremial.

Sistema Integrado y responsabilidad del productor

En la ocasión, el presidente de Asoex, Ronald Bown, hizo alusión a que la inocuidad alimentaria no es un elemento aislado. “Por sí sola dice mucho, pero en definitiva, si nosotros no tenemos un concepto mucho más amplio respecto de lo que son los fundamentos como desarrollo de nuestra industria, es decir, sustentabilidad no vale mucho. Podemos ser muy inocuos, pero tener una serie de falencias en otros aspectos, como el medio ambiente o la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) pude dañarnos desde el punto de las posibilidades o potencialidades en el exterior”, expresó el titular de Asoex.

A su turno, el Ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, resaltó el rol clave que juega los productores en esta materia. “Estamos trabajando en un sistema integrado de análisis riesgos y puntos de control para la industria alimentaria y el de promover buenas prácticas en el uso de plaguicidas entre los pequeños y medianos productores que abastecen el hortofrutícola. En este aspecto, el rol del productor adquiere un valor insustituible, educar, capacitar y hacer conciencia de su responsabilidad se convertirá en un gran desafío, pues no hay manera de que el aparto público, ni aún con todos los recursos y atribuciones, supla una función que le es propia y de la cual dependerá el éxito del proceso”, dijo el secretario de Estado, quien hizo una invitación al mundo privado “hacernos cargos juntos de las nuevas exigencias que nos permitirá tener éxito en el mercado americano”.

Finalmente, Edmundo García, Director Regional Asociado a la Oficina Regional para Latinoamerica, U.D. Food and Drug Administration (FDA), se refirió a las implicancias de la nueva Ley de Inocuidad Alimentaria de los Estados Unidos, mercado que, en el caso de la fruta fresca, importa el 50% de lo que se consume.

En su presentación, proporcionó algunos de los aspectos centrales de la normativa, explicando que el principal eje es la prevención como piedra angular la nueva ley. “Siempre en la FDA estábamos reaccionando prontamente para control algún brote, ahora la base de la nueva ley será la prevención. Todas las acciones están para prevenir y tomar ventaja de lo que conocemos antes que pueda suceder un problema de contaminación”, dijo García, quien ratificó además que se seguirán utilizando inspecciones para asegurar el cumplimiento de los nuevos requerimientos y que los alimentos producidos de manera interna deberán ser igual de inocuos que los productos importados.

Próximos Eventos

1542240000 / 1563376724
1544659200 / 1563376724
1556150400 / 1563376724
1560297600 / 1563376724
1561507200 / 1563376724
1562112000 / 1563376724
1562716800 / 1563376724
1564617600 / 1563376724
1566345600 / 1563376724
1569888000 / 1563376724