Sábado 19 de Septiempre de 2020

Presidente de Fedefruta en Campo Sureño: “Creemos que el desarrollo de la fruticultura está claramente en el sur”

Agosto 26, 2019

Entrevista en Revista Campo Sureño

La reconversión del agro y la diversificación de la canasta productiva del campo son los temas que atraen el interés de los productores agrícolas de la zona sur y es por ello que, en el último tiempo, se han desarrollado una serie de seminarios y encuentros para analizar este proceso.

La idea de incrementar la competitividad agrícola, mediante el paso de los sistemas tradicionales a sistemas frutícolas y la asociatividad es parte de las prioridades del Ministerio de Agricultura. Pero ¿es realmente el desarrollo de la fruticultura una alternativa viable para la reconversión de la zona sur? ¿Qué frutales son los que se adaptan mejor? Estas y otras preguntas son las que responde Jorge Valenzuela, presidente de la Federación de Productores de Frutas de Chile, organización que recientemente realizó encuentros regionales en Temuco y Osorno.

-En este nuevo escenario agrícola ¿es la fruticultura la mejor alternativa para la reconversión del campo?

Vi las últimas cifras de Ciren (Centro de Información de Recursos Naturales) respecto a los frutales y me llamó muchísimo la atención lo que sucede en los campos del sur. En general, la superficie destinada a la fruticultura en la zona sur ha crecido alrededor de un 20% en los últimos 5 años y La Araucanía es la región que más ha crecido en términos de plantaciones frutales. Hoy se habla de 7.500 hectáreas de avellano europeo y 1.500 hectáreas de cerezos, además empezó a aparecer el castaño.

Esto claramente quiere decir que los productores están plantando frutales con buenos resultados, por lo que se abre como una alternativa de reconversión. Se ve como una posibilidad de sumar una nueva alternativa a los cereales y exhibir un nuevo mix de productos agrícolas.

Las estadísticas avalan esta realidad. Esto viene, probablemente, debido al cambio climático y a que dentro de las especies en cuestión hay una oferta de variedades que se adaptan a las condiciones climáticas de la zona sur y lo más importante, en particular a La Araucanía, región que tiene una vocación agrícola de toda la vida, donde los empresarios agrícolas conocen el rubro y que hoy están dando los pasos hacia la diversificación. La vocación agrícola del productor de la zona sur hace que crean en la agricultura y en la fruticultura.

-¿Este aumento en la producción frutícola y las plantaciones podría provocar una sobreoferta?

Categóricamente creo que no, porque los hábitos de consumo van hacia los productos sanos. En ese sentido las frutas son lejos el postre más saludable. Estamos hablando de los nuevos hábitos de consumo de las personas y además hay que hacer el cruce con que la población mundial va creciendo. Creo que vamos en el camino correcto.

-¿Porqué a la hora de diversificar la producción agrícola, la fruticultura aparece como la mejor opción?

Es bueno para cada productor tener los huevos en distintas canastas y así diversificar el campo. Además los frutales en general son productos de mayor valor agregado. Las frutas a nivel mundial y gracias a los cambios en los hábitos de consumo avanzan en términos de mercado y en profundización de mercado. Hoy en día no hay un límite claro respecto a la compra de fruta en los mercados afuera, por lo tanto es una buena alternativa de inversión y al ser de mayor valor agregado son más rentables.

-¿Qué frutales son los que generan mayor interés?

La avellana europea que se va principalmente a la industria para procesarla y hacer Nutella. Un porcentaje menor se ocupa en snack y en otro tipo de repostería. En el caso de la cereza sale como fruta fresca y el 85% de las cerezas se está exportando a Asia, particularmente a China.

En arándano ya hay mucha experiencia en estas regiones y hoy existe una mayor oferta de variedades con distintas condiciones de calidad y características en relación a la adaptación en cuanto al clima. Además la calidad del arándano de la zona sur es muy alta. Este cultivo debiese seguir creciendo, pero en función a la calidad y tamaño.

Además el sur saca una fruta más tardía que tiene una ventana comercial interesante.

El castaño es interesante por sus hábitos morfológicos. Por sus necesidades de clima y suelo el sur surge como una interesante alternativa. Además a nivel mundial han bajado las plantaciones de castaños por el ataque de una enfermedad en Europa, por lo tanto hay un espacio que cubrir y nos da la posibilidad de ser un productor de una fruta de alto valor.

En el caso de los nogales hay que buscar microclimas que sean menos lluviosos en la época de floración, pero hoy en día con el uso de los portainjertos clonales que se adaptan a distintos tipos de suelos el nogal pasó a ser una alternativa súper viable en Chile. En la actualidad hay 40 mil hectáreas de nogales en el país.

Tenemos experiencia exportadora en Chile. Hemos ido avanzando mucho en términos de inocuidad alimentaria y es algo en lo que debemos seguir trabajando, porque es un patrimonio nuestro. Además es algo que nos va a diferenciar en el futuro. Este es uno de los mensajes que queremos dejar a los productores que ya están trabajando y a quienes quieren comenzar su negocio. Hoy es clave la inocuidad y calidad.

ENCUENTROS

-Fedefruta ha realizado encuentros regionales. ¿Cuáles son las principales preocupaciones de los productores que quieren tomar el camino de la fruticultura?

Les preocupa ver cuáles son las alternativas más seguras en términos de plantación para tener los rendimientos esperados y tener un producto rentable.

Les interesan las alternativas varietales y los manejos agronómicos.El recurso humano igual les preocupa. En el caso de La Araucanía existen profesionales destacados trabajando y con alta experiencia en el manejo de frutales.

Nos preguntan respecto a los mercados de destino y lo otro que también se discutió, tanto en Temuco como en Osorno, fue el financiamiento. Cuando uno entra a la fruticultura los requerimientos de capitales son mayores, la inversión es más alta entonces hay mayor preocupación de cuáles son las fuentes de financiamiento. Los bancos hoy en día están creyendo más en el negocio agrícola y en especial en la fruta.

-¿Cuál es la vinculación de Fedefruta con la zona sur y con este proceso de reconversión?

Nosotros estamos apoyando fuerte el crecimiento y mirándolo con ojos positivos. La incorporación de la Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco (Sofo) a nuestro consejo directivo nos hace darnos cuenta cada vez más que necesitan más apoyo técnico e información de cómo apalancar los recursos financieros. Nosotros creemos que el desarrollo de la fruticultura está claramente en el sur.

También hemos tenido conversaciones con la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (Sago). Estamos interesados, pero faltan las formalidades para que se incorporen a Fedefruta.

Este gobierno ha puesto sus fichas en la diversificación del campo. A nivel de Estado ¿cuál es el papel que éste debe jugar?

El Estado debe cumplir un rol relevante en la agricultura y fruticultura. Primero tenemos una crisis de agua importante y cada vez se ha ido profundizando. Es algo que claramente nos está matando y nos obliga a tomar conciencia país. Se deben tomar las decisiones políticas para hacer las inversiones que se requieren para tener seguridad del agua para todos los usos.

En el sur pese a que hay mucha agua, tampoco está bien aprovechada. El Estado debe empujar, dar las garantías y apoyar la inversión.

Lo otro importante es mejorar el tema de fomento para lograr los recursos para los pequeños y medianos productores en la fruticultura. En este sentido, La Araucanía puede dar pasos importantes en la incorporación de pequeños productores en la fruticultura moderna.

Se debe apoyar a los pequeños y medianos para nivelar la cancha. Esperamos que a través del concepto de asociatividad se pueda avanzar.

-¿Es el cooperativismo y la asociatividad el camino para desarrollar la fruticultura moderna?

Nosotros creemos en la asociatividad como concepto. Fedefruta es una Federación de asociaciones gremiales, por lo tanto nosotros somos desde el punto de vista de la asociaciones uno de los motores.

Muchas de las actuales empresas frutícolas se formaron en Fedefruta, por eso nosotros vemos a la asociatividad como uno de los caminos más seguros para los medianos, pequeños y grandes empresarios. Les permite generar más fuerza, más volumen y más confianza en el mercado.

Próximos Eventos

1597276800 / 1600552511
1597795200 / 1600552511
1598400000 / 1600552511
1598486400 / 1600552511
1599004800 / 1600552511
1599609600 / 1600552511
1600214400 / 1600552511
1603843200 / 1600552511
1603929600 / 1600552511
1605052800 / 1600552511

Red de Colaboradores