Martes 16 de Julio de 2019

Las distintas realidades de la fruta y el efecto del último frente de mal tiempo

Diciembre 26, 2012

En la zona centro y sur se registraron intentas lluvias durante las últimas semanas, afectando la producción frutícola en diversas zonas. Los expertos coinciden en que cerezos y arándanos han sido los más afectados con los frentes y ya estiman una baja en los volúmenes de exportación y pérdidas por alrededor de US$ 200 millones.

Los productores están realizando diversas aplicaciones y manejos a fin de evitar un daño mayor. Secado con helicópteros, turbos, cloruro de calcio y el uso de fungicidas son los mecanismos más utilizados para secar lo más rápido la fruta e impedir así la aparición de hongos o pudriciones.

Cristián Allendes, presidente de FEDEFRUTA califica la situación como “preocupante” y explica que “sucede justo en momentos cuando estamos en plena cosecha de cerezas”. Asimismo, comenta que, “era una temporada en la cual los productores tenían muy buenas expectativas. Se estimaba un crecimiento en torno al 10%, respecto de la campaña anterior, pero los problemas climáticos hicieron que estas estimaciones cayeran fuerte”.

En efecto, sólo el último frente registró lluvias entre 60 y 90 milímetros, incluso, en algunas zonas, superó los 90 milímetros, algo poco usual para la época del año, según señalan los expertos, quienes explican además que este fenómeno climático vino aparejado con granizos y vientos sobre los 40 m/h, principalmente, y con mayor fuerza, en el sur de la VI y en la precordillera de la VII y VIII regiones.

Cerezos

Para el asesor privado, Oscar Carrasco, si bien se esperaba la aparición de este frente de mal tiempo, su intensidad “fue muy inesperada, superando todas las medidas que los productores pudieron adoptar para prevenir partiduras. Hay huertos que se partieron más de un 70%, es decir, pérdida prácticamente total”, detalla.

Al evaluar dichas pérdidas, el experto reconoce que “faltaba por cosechar un buen porcentaje de fruta tardía”, y en términos de variedad, dice que la más dañada fue la “Sweetheart, bastante susceptible a la partidura, también comprobamos que la variedad Staccato se parte, lo mismo la Bing y Skeena. La única variedad que demostró ser bastante resistente a la partidura es la Regina. Si bien se partió con la intensidad de la lluvia, mucho menos que las anteriores. Otra variedad que se partió menos fue la Kordia”, explica Aliaga, quien estima que el perjuicio en el ámbito de la exportación oscilará, “en más de 1 millón de cajas, por lo menos”.

El experto remarca, eso sí, “que todos los huertos que tenían carpas, bien armadas y bien puestas, prácticamente no tuvieron daño, lo que demostró que la carpa es un herramienta eficaz”, aunque reconoce que su precio es alto, US$ 20 mil por hectárea. Sin embargo, comenta que “cualquier productor que quiera implementar un proyecto de cerezo, en una zona donde posiblemente pueda suceder esto, la carpa es un seguro”.

A la fecha, según cifras oficiales, se han exportado cerca de 6,9 millones de cajas, un 21% menos que a igual lapso del año anterior. En tanto, para el término de la temporada, se espera que la exportación de cerezas llegue a 10 millones de cajas, cifra bastante por debajo de las 16 millones de cajas que se estimaban para esta temporada.

Arándanos

En el caso del arándano, el asesor técnico y experto en producción de esta especie, Jorge Cantillano, comenta que “tenemos alrededor de un 5% de fruta partida. La zona de Linares llevaba tres días sin cosechar y la zona de San Fernando, dos días, toda esa fruta reventó y calculamos una pérdida general de un 5%. Debe haber, además, otro 3% por las granizadas, pero eso es más localizado”, precisó el experto.

A lo anterior, Cantillano explica que se sumó a que esta especie “ya venía” con algunos problemas de colores de cubrimiento, “producto de una inestabilidad de las temperaturas”. Para ello, explica que, “empezamos aplicar productos en base a fósforo y potasio con objeto de homogenizar color y curiosamente, en donde estábamos haciendo las pruebas no se partió la fruta, lo que permitió darle más elasticidad a la membrana”.

De todas maneras, el experto estima que “será un hecho” que va haber problemas de botrytis en la fruta, y con ello problemas “en los arribos de la condición”, pero no así en calidad y tamaño –precisa-, aunque califica la actual temporada para el arándano chileno de “compleja”.

Estimaciones preliminares hablaban que la producción de arándanos para este temporada rondaría las 85 mil toneladas, sin embargo, todos estos factores más las pérdidas registradas en algunos huertos sureños a raíz de las intensas y extensas heladas acaecidas principalmente en La Araucanía, hacen presagiar que no se superarán las 73 mil toneladas.

Manzanas

Para el asesor técnico y experto en pomáceas, Oscar Carrasco, el mayor perjuicio para el manzano ha sido el granizo que cayó en algunas zonas del centro del país. Al respecto, señala que, “el daño está concentrado en algunas zonas y oscila entre un 5% a 30%, pero la intensidad varia, en algunos casos, es solo una peca y en otros, va quedar algunas rasgaduras por efecto del granizo. Creemos que podemos llegar a una pérdida en el volumen total de hasta un 10% y previó (al último frente) pensamos que habría entre un 5% a 7%, menos fruta comparado con el año pasado, que ya fue a la baja”, detalla.

Respecto del proceso productivo, el asesor indica que, “la parte fitosanitaria ya venía complicada por la cantidad de lluvias que se habían registrado. Tenemos algunos huertos afectados con venturia y eso ha obligado hacer más aplicación de lo normal para tratar de frenar estas infecciones. El problema es que estamos cerca de la cosecha de algunas variedades y no resiste este tratamiento por las carencias”, advierte.

Asimismo, apunta que se prevén problemas en la post cosecha, “producto de las pudriciones que aparecen después en cámara y ahí es muy importante por parte de los productores hacer un programa preventivo”, enfatiza el experto, quien igualmente advierte, “se nos van restringiendo las alternativas químicas, por las carencias y los registros de los productos, pero se debe seguir adelante con los programas si hay pudriciones de verano”.

Según cifras oficiales, la campaña pasada la exportación de manzanas rojas evidenció una caída de un 11,9%, mientas que las verdes, retrocedieron un 0,34%, alcanzando un volumen total exportado de 760 mil toneladas.


Nectarines

En el caso de nectarines y durazneros, el consultor Dragomir Ljubetic, explica que la situación “es menos graves, porque salvo algunas variedades particulares, problemas de rajadura no se produce, esto porque tienen una membrana más permeable respecto, por ejemplo, la cereza. Por lo tanto, esperamos que aquellas variedades que estábamos cosechando, se secaran para hacer la aplicación de fungicidas para el control de botrytis, y combinado con otros con compuestos de cobre para evitar una pudrición alta”.

En tanto, “para aquellos que estaban lejos de la cosecha, aplicamos normalmente dos tipos de fungicidas: tetraconazol y propiconazol, que tienen la característica de poder cubrir bastante bien la pudrición ácida y contralar el hongo que se va a meter en términos de pudrición al fruto de carozo, pero también para aquellos que están la última vuelta para Oidio, el cual es seguro se nos va a venir en las variedades más tardías, entonces; aprovechamos un triple propósito para salvar aquellas variedades que todavía están por cosecharse”, agregó el experto.

Por otra parte, para aquellas especies que se estaban cosechando, Ljubetic indica que, “no efectuamos el mismo tratamiento, porque estos productos tienen una carencia más larga, y por lo tanto, no permite aplicar y cosechar al otro día, lo que se estaba cosechando nos permite utilizar otros productos no tan efectivos, pero si para salvar la pudrición acida, principalmente Botrytis, no obstante, el daño que vemos es muy poco en términos de rajadura y algo de caída de duraznos y nectarines en la variedad de que se estaban cosechando, pero con una pérdida poco importante”.

Después de la lluvia, en la industria estiman que en la etapa de producción estas especies no debieran verse afectadas mayormente, con una caída no más allá de un 5%, y en términos de exportación del orden de un 10%.

Uva de mesa

En el caso de la uva de mesa, “lo que hicimos, porque estamos lejos de la cosecha, salvo Aconcagua, fue aplicar fungicidas doble propósito para evitar Oidio y Botrytis. Lo más importante es quedar protegido para Ovidio, ya que la protección se acortó demasiado y se van a dar las condiciones para Ovidio y también para Botrytis, porque está terminando el arreglo de racimo y por lo tanto, saca muchas heridas a nivel de racimo”, explica Dragomir Ljubetic.

Agrega que, “secar los parrones o hacer alguna medida de tipo mitigación no vale la pena. Los parrones están tremendamente sensibles al golpeteo, y no queremos que se produzcan machucones, principalmente en la variedad Red Globe y algunas Thompson. No lo encuentro muy conveniente. Además, no veo daños de granizos que sean de importancia económica”.

De acuerdo al experto, de la zona donde se registró la lluvia, es decir, de la Quinta Región hacia el sur, “en general, se ven muy buenas cargas, bastante fruta, con una Flame muy bonita, en Thompson, también se ve bastante bien, Red Globe, con un poco de sobre raleo y una leve caída y Crimson, con una carga adecuada”.

Con todas estas buenas noticias, los productores de uva de mesa estiman que la producción de este año podría crecer entre un 1% a 2%. La temporada anterior las exportaciones de esta especie alcanzaron las 822 mil toneladas.

Octava Región

Desde la región del Bio Bio, el director de Socabio, Ernesto Hune, confirma que cerezos y arándanos es lo que más se ha visto afectado. “La floración se dio en una semana muy mala, donde la cuaja, especialmente, en variedad Kordia fue muy mala. La lluvia de ahora afectó y se partió la fruta en árbol. En cerezas tenderemos un tercio o menos que el año pasado para packing”, detalla.

En el caso de los arándanos, el director expresa que “creemos que se van a exportar la mitad del año pasado. Hay gente que está cosechando y puede ser que algo salve, ya que hay variedades más tardía que pueden cosecharse. Sin embargo, la fruta está muy afectada no sólo por la lluvia, sino también por granizada”.

Finalmente, con respecto a los manzanos, Hune apunta que “están con una carga regular ni buena, ni mala. Creemos que vamos aquedar igual que el año pasado, a pesar que teníamos expectativas de crecimiento”.

Próximos Eventos

1542240000 / 1563296410
1544659200 / 1563296410
1556150400 / 1563296410
1560297600 / 1563296410
1561507200 / 1563296410
1562112000 / 1563296410
1562716800 / 1563296410
1564617600 / 1563296410
1566345600 / 1563296410
1569888000 / 1563296410