Lunes 26 de Agosto de 2019

Kiwi: Principales labores para enfrentar el inicio del verano

Diciembre 7, 2016

Riego

El riego desde 4 a 6 semanas posteriores a la cuaja, es determinante en el calibre y la forma del fruto. En este periodo los frutos crecen a una tasa muy alta de desarrollo, ya que están en plena división de celular. Por lo mismo, se debe mantener una adecuada humedad en el suelo.

Normalmente en este periodo aumenta la frecuencia de los riegos, debido al incremento del requerimiento hídrico de las plantas y la transición al verano donde la evaporación diaria comienza a aumentar fuertemente, especialmente esta temporada debido a las altas temperaturas registradas en el mes de noviembre.

Ajuste de carga

Según lo observado esta temporada, las podas estuvieron orientadas a dejar más yemas por cargador lo que género en muchos huertos, mayor número de botones a la floración, por lo tanto las estrategias de raleo deben ser repasadas.

Se recomienda eliminar los frutos mal polinizados y los frutos deformes o abanicos que aún no se han raleado.

Es importante hacer conteos para revisar el estatus de los objetivos propuestos al inicio de la temporada.

Manejo de vegetación

Es muy importante una adecuada iluminación del huerto durante toda la temporada. Ésta cobra gran importancia durante las 3 primeras semanas de crecimiento del fruto por lo tanto se recomienda realizar la poda de cordón, donde se deben eliminar los crecimientos no deseados y mal ubicados que estén generando sombreamiento o están en exceso; y el corte cero de brotes punteros con la eliminación de brotes sin fruta. Hacer temprano estos manejos facilita las labores en el futuro.

Próximos Eventos

1556150400 / 1566797324
1560297600 / 1566797324
1561507200 / 1566797324
1562112000 / 1566797324
1562716800 / 1566797324
1564617600 / 1566797324
1565136000 / 1566797324
1565222400 / 1566797324
1566345600 / 1566797324
1569888000 / 1566797324