Viernes 25 de Septiempre de 2020

Heladas y bajas temperaturas: ¿Cómo podrían afectar a la producción de paltas?

Julio 30, 2018

Durante las últimas semanas una serie de episodios de heladas han afectado a la zona central y sur de Chile, lo que provoca preocupación en cultivos que están cercanos a su fecha de cosecha, como las paltas.

Según datos de la Dirección Meteorológica de Chile, lo primera mitad de junio de 2018 correspondió a la más fría en los últimos 30 años, en la cual se registraron un total de 5 episodios de heladas matinal, misma cantidad que en Ovalle, San Felipe y Curicó, mientras que en sectores como Chillán alcanzaron hasta 9 días con heladas.

Jaime Salvo, investigador de INIA – La Cruz, explicó que estos episodios de bajas temperaturas tienen dos condiciones claves: primero se está produciendo un efecto de transición entre el fenómeno de El Niño y el de La Niña.

“A pesar de que estamos saliendo de la niña y estamos entrando a una zona neutral y de transición a El Niño, todavía tenemos resabios probablemente de lo que fue La Niña, que fue más fría y se están repitiendo condiciones en que vienen núcleos fríos en altura que nos están afectando”, detalló el investigador.

En cuanto a los daños que pueden observar las paltas, Salvo explicó que hay posibles escenarios: que se vea afectado el árbol previo a su etapa de floración o bien, cuando la fruta ya esté en el árbol.

“Si la temperatura es muy baja, la helada tiene la capacidad de botal la hoja de los árboles, dañar los frutos e incluso la madera, por lo que ésta se presenta como un riesgo muy grande sobre todo en zonas de sectores planos o bajos”, detalló Salvo.

“Si el palto tiene un vigor suficiente y está bien armada la planta tiene posibilidades de tolerar entre -1 y -2 °C, si la planta está con poco vigor, envejecida y en la hoja tiene pocos nutrientes, es decir hay pocos solutos, el punto de congelación es muy parecido al del agua y lo hace más fácilmente”.

Asimismo, Salvo comentó el daño por heladas se produce al nivel físico al interior de la hoja, producto de los cristales de hielo que se forman.

“Las bajas temperaturas también inciden en la cuaja, ya que no hay temperaturas óptimas para que vuelen las abejas y se realice la polinización, lo cual afecta directamente la productividad”.

“Por lo tanto, en la primavera cuando tengamos la floración vamos a tener fruta colgada en los árboles y allí hay un efecto sobre la calidad en dos niveles: uno que la fruta que está en el árbol inmediatamente se cae y lo otro es que se produce un daño cosmético que se evidencia porque se cae la hoja y el sol le pega directamente al fruto”.

El investigador del INIA indicó que también puede ocurrir daños fisiológicos internos que incidirán en la maduración, lo que va a repercutir en la vida útil de las paltas para ser trasladadas a los diferentes mercados de destino.

Por otra parte, Salvo precisó que el nivel de daño estará determinado en función de las temperaturas a las que se vea expuesto el fruto, como también al tiempo de exposición. Por lo que es necesario contar con datos precisos para saber cómo se vio afectado el huerto y realizar un monitoreo meteorológico permanente.

Expectativas para la temporada

Con el fin de saber si las bajas temperaturas continuarán hacia la primavera, Consuelo González, meteoróloga de la Dirección Meteorológica de Chile, explicó que en las ultimas semanas se han producido heladas por un periodo de tiempo prolongado.

“El primer evento importante que tuvimos fue en la primera quincena de junio, esto porque si hacemos una comparación entre junio del 2017, en Santiago hubo 3 días con heladas y la primera quincena de junio de 2018 ya teníamos 5 días con heladas consecutivas”, indicó González.

“Por otro lado en Chillán se registraron 12 días con heladas durante la primera quincena de junio, cuando el año pasado en todo el mes se registraron 4 días, entonces ya tenemos un indicador de que justamente este año tenemos mañana mucho más frías con respecto a lo que ya habíamos tenido”.

Asimismo, González sostuvo que el pronóstico estacional para julio, agosto y septiembre indica que existe una mayor probabilidad de eventos de El Niño, lo que indica que la primavera podría ser más lluviosa respecto al promedio.

“Basándonos en las estadísticas y en que estamos bajo predominio de una condición de El Niño, se podría decir que no deberíamos tener una mayor influencia de heladas, no deberían ser tan intensas ni haber un mayor número de eventos, esto no quiere decir que los productores ni los agricultores no deben estar alerta a los pronósticos diarios”, advirtió González.

“Tenemos que estar conscientes de que las últimas heladas que nos han estado afectando son asociadas a algunas masas de aire frío que son de origen polar y a otras que son de aspecto radiativo, con pérdida de calor en la noche”.

“Estamos pasando de una condición de neutralidad a una condición de El Niño, esto implica que las temperaturas van a empezar a aumentar; también podríamos tener algunos eventos de precipitaciones sobre todo en la época de primavera, que pueden llamar bastante la atención en algunos sectores, ya que podría llover mucho más de lo que está presupuestado en los rangos de normalidad”, comentó González.

Fuente: Portalfruticola.com

Próximos Eventos

1597276800 / 1601024893
1597795200 / 1601024893
1598400000 / 1601024893
1598486400 / 1601024893
1599004800 / 1601024893
1599609600 / 1601024893
1600214400 / 1601024893
1603843200 / 1601024893
1603929600 / 1601024893
1605052800 / 1601024893

Red de Colaboradores