Miércoles 11 de Diciembre de 2019

“Hay que pensar en alternativas de política pública para recuperar la competitividad”

Julio 20, 2011

Para Rodrigo Díaz, economista y director ejecutivo de Inteligencia de Negocios, la competitividad frutícola tiene que ser abordada hoy desde varios frentes. Por una parte, apunta a una reducción de los costos y a elevar la productiva del recurso humano vía políticas públicas y esfuerzos privados en tal dirección, y por otra, buscar opciones que permitan subir el tipo de cambio y elevar los precios de la fruta de exportación. El experto estima que con esta combinación de factores el sector logrará elevar su competitividad, aunque advierte que, una medida por sí sola no conseguirá el efecto de todo lo que esta actividad requiere.

En el marco del IX Ciclo de Encuentros Regionales de Productores Hortofrutícolas de FEDEFRUTA, celebrado el jueves 14 de julio en Curicó, Díaz se refirió a la crisis de competitividad que afecta al sector y entregó algunas claves respecto de cómo hacer frente a esta complejo momento.

-¿Cómo observa el comportamiento del tipo de cambio?
Con respecto al dólar, la incertidumbre a muy corto plazo es grande. Hay decisiones que se deben tomar, principalmente en Estados Unidos, que pueden tener un efecto que es muy difícil de anticipar y que podría ser muy significativo, por lo tanto, hay que estar muy atento a lo qué pueda pasar. El dólar podría subir si el 2 de agosto a Estados Unidos no se le autoriza aumentar su deuda, eso puede ser una buena noticia por un lado, ya que podría elevar como dije su valor, pero, a la vez, una mala noticia porque podría generar una crisis en la cadena de pago, la cual es el sistema circulatorio de toda la cadena económica. Si eso se llega a concretar puede ser un perjuicio muy grande; entonces, este es un elemento a tener en cuenta.

-¿Cree Ud. que el dólar es el principal factor de pérdida de competitividad de la industria?
En un plazo más largo uno puede pensar que el dólar o más bien la competitividad del sector va depender, si bien, de lo qué puede ocurrir en algunos de los mercados externos, también de lo que seamos capaces de hacer internamente en términos de mejorar sistemas de producción, mejorar la capacitación y productividad de los trabajadores y principalmente, lo que se haga en el ámbito de las políticas públicas; si va haber buenas líneas de financiamiento, si van estar disponibles esos recursos, si habrán subsidios a la reconversión de especies, si se va eliminar el mes de abril en las horas puntas, es decir, una serie de decisiones de política pública que podrían impactar favorablemente en la competitividad del sector.

-Hay industria como la minera, la construcción y el sistema financiero que se han beneficiado con un dólar bajo, ¿qué pasará con la fruticultura en este escenario?
El diagnóstico que existe es que el país se ha desbalanceado en su crecimiento y expectativas. Algunos sectores cuentan con muchos recursos y otorgan créditos producto de la gran cantidad de dólares que hoy día hay disponibles en el país, pero la fruticultura no depende del mercado interno, es una industria de exportación que produce 5 ó 6 veces más de lo que se consume internamente, por lo tanto, tiene que mirar a los mercados internacionales que, ciertamente, tienen problemas de deuda fiscal, de crecimiento, de dinamismo o de orden macroeconómico, por ende, no hay muchas expectativas por ese lado. A mi juicio, la manera de contrarrestar este desbalance es con políticas agrarias internas que apunten al corazón de la competitividad o mejoramos los precios por la vía de una mejor promoción al exterior, es decir, disponer de más fondos para imagen país y promoción.

– ¿Los mercados asiáticos son una alternativa para subir los precios?.
El cobre subió por la demanda en China. Qué pasaría si este país demandará de la misma manera fruta, subirían los precios obviamente. Es tal el tamaño de la demanda que hay en China que indudablemente tendrían que subir. Quizás no sería tan exponencial o significativo como el precio del cobre que se ha multiplicado por cuatro en los últimos cinco años, pero qué pasaría en el caso de la fruta, bastaría que se multiplicará por dos y probablemente, estaría en una situación mucho mejor desde el punto de vista de las expectativas y de la rentabilidad del sector. Eso, además, permitiría invertir en nueva promoción de la fruta, lo cual permitiría mejor posicionamiento en nuevos mercados, por ejemplo, India.

-En su presentación, Ud. habló de los seguros cambiarios, ¿recomienda a los productores tomar seguros o coberturas?
Diría que sí, pero recomendaría que lo tomaran con gente experta, que no lo hicieran solos, que se hicieran asesorar bien, porque lo mejor es tener una política de coberturas dinámicas, ir buscan en términos dinámicos el mejor valor del dólar, porque lo más probable, dada la situación actual del dólar, es que éste vuelva a bajar; entonces, si vamos a tener una situación puntual, por ejemplo, sobre los $500, recomendaría aprovecharlo.

Además, en Curicó fue bastante crítico con la actual orgánica que rige al Banco Central.
Tengo la impresión que es importante observar ciertos diagnósticos de la actual situación. Que el Banco Central pueda tener patrimonio negativo y que eso no tenga ningún costo, va seguir empujando el tipo de cambio hacia los extremos, o muy por arriba de $ 750 como el año 2003, o muy por abajo como los $430 en el año 2008.
Si el BC puede seguir generando patrimonio negativo y no se le pone un impedimento, va seguir subiendo la tasa de interés, bajando el tipo de cambio para controlar la inflación por esa vía, independiente que este costo se vaya al patrimonio. Me parece que esa situación no es sustentable en el largo plazo, y que en algún momento va haber que revisarla. Lo más probable que esto no cambie de la noche a la mañana, sino que haya un cambio paulatino, con un canje de deuda del fisco y el BC, de manera de tener una entidad abocada a las reservas, y no con patrimonio negativo, esa situación para el país es más sana y sustentable en el largo plazo.

-Se ha sostenido que la fruticultura está pagando el costo del boom del cobre, ¿comparte esa apreciación?
El boom del cobre se está traspasando vía tipo de cambio y no vía por tasa de interés. Si hubiera una tasa de interés más alta todos los sectores pagarían por igual, pero como tenemos un tipo de cambio más bajo; entonces, el sector que está orientado a la exportaciones y que más encima es el sector más intensivo de la mano de obra es el más perjudicado. Creo que no se están repartiendo los costos entre todos los sectores de la economía y se está rentando sólo consumo, lo cual debería también ser sustentable, sin embargo, ya sabemos de importadores que están preocupados, porque tienen la sensación de que este nivel de consumo no parece ser sustentable en el largo plazo, es demasiado el consumo, la gente que compra y se endeuda, y no estamos seguros que sea sustentable en el largo plazo,

-Cómo analiza el acto de Requínoa en favor de políticas públicas claras para el sector frutícola …
Es momento de pensar qué alternativas de política pública implementamos en el sector como un todo, ojalá una política de Estado, en el sentido que todos los entes que tienen que ver con esto consideren al sector cuando se implementen y eso ayude a recuperar su competitividad, sino este sector va seguir estando más rezagado y resulta que tiene que reclamar o exigir sus derechos, lo cual es sumamente incómodo. Este es un sector que merece la misma atención de otros y que al parecer, no lo tiene.
De todas formas, tengo la impresión que la mesa que anunció el gobierno y el eco en algunos parlamentarios que tuvo elacto de Requínoa generó la repercusión necesaria. Ellos se han preocupado del tema, lo han empujado, impulsado, y debiera haber noticas pronto.

Próximos Eventos

1560297600 / 1576062609
1561507200 / 1576062609
1562112000 / 1576062609
1562716800 / 1576062609
1564617600 / 1576062609
1565136000 / 1576062609
1565222400 / 1576062609
1566345600 / 1576062609
1569888000 / 1576062609
1602028800 / 1576062609