Miércoles 17 de Julio de 2019

Columna: Necesidad de Ley para Proteger Perecibles

Junio 28, 2013

El llamado de la Confech a movilizarse junto con los trabajadores portuarios, es un recordatorio de que no debemos olvidarnos de los daños que el paro de fines de marzo y principios de abril causó al sector frutícola exportador. ¿Cuánto realmente nos perjudicó?, eso se está viendo, ya que la fruta retenida en el puerto de San Antonio durante tres semanas todavía se está vendiendo en los mercados de origen y especialmente la uva se ha visto con muchos problemas de condición.

Ya hemos tenido informes preocupantes de Corea del Sur, Rusia, Estados Unidos y Europa, donde los compradores aceptaron recibir la fruta atrasada, aunque pagando varios dólares menos por caja, debido a que llegaron en un momento en que los impuestos a declarar eran más altos que en el minuto originalmente acordado de arribo.

Varios exportadores prefirieron no arriesgarse y vender esa fruta en Chile u otros mercados, pero el resto, que fue la gran mayoría, optó por enviarla a los destinos originales, sabiendo que podría haber pérdida, aunque no había nada más que hacer en ese momento. Estamos atentos a lo que suceda con esos casos en particular, sin embargo ya hay que considerar que el precio bajará mucho a causa de este solo motivo, puesto que en algunos casos, esas cajas no las han querido e incluso las han botado, justamente por los problemas de condición de llegada.

Claro, se calcularon que las pérdidas generadas por los contenedores retenidos fueron de alrededor de US$50 millones, pero una vez que tengamos las liquidaciones podremos dar a conocer el verdadero impacto, que será fuerte. Más que medir, sin embargo, lo importante ahora es procurar las acciones legales contra quienes resulten responsables para mitigar las pérdidas que se hayan producido y se estén produciendo, un tema que en este momento se encuentra en movimiento y desarrollo. Como federación y productores, creemos que alguien debe pagar la cuenta.

A unos meses de lo sucedido en San Antonio, consideramos absolutamente necesario plantearse cómo evitar que una contingencia así de severa en el futuro no vuelva a perjudicar a los productores de la forma que lo ha hecho. Y nuestra propuesta al respecto es una ley específica para resguardar los productos perecibles durante un paro, con el objetivo de que tanto la fruta como la carne y el trigo, entre otros, no estén efectos a huelgas y su cadena pueda seguir operando. No pediremos un trato especial, sino una consideración necesaria para una industria que sostiene económicamente a dos millones de personas en Chile y da alimento a muchos más, una consideración que por ejemplo ya existe en los Estados Unidos, donde la distribución y el apropiado abastecimiento de alimentos perecibles debe continuar a pesar de la huelgas.

Esto es de suma importancia para nosotros, ya que el día de mañana esto le puede ocurrir a cualquier otro producto que se exporte, lo que sería gravísimo, dado que -primero que todo- se puede dejar a una población sin comida. La solución sería hallar una herramienta parecida a la que existe en hospitales cuando cumplen turnos éticos en los días de movilización. Por lo mismo, hablaremos con autoridades como el Ministerio del Interior y del Trabajo, como también con parlamentarios para dar a conocer la urgencia de una legislación de este tipo. Como lo dice su nombre, son productos perecibles y ante un paro se echan a perder y nadie responde por estas cosas.

Representamos a más de 28 mil productores que vieron sus 300 mil hectáreas en riesgo por un paro ilegal e injusto, y no estamos dispuestos a que esto vuelva a ocurrir.

Próximos Eventos

1542240000 / 1563376920
1544659200 / 1563376920
1556150400 / 1563376920
1560297600 / 1563376920
1561507200 / 1563376920
1562112000 / 1563376920
1562716800 / 1563376920
1564617600 / 1563376920
1566345600 / 1563376920
1569888000 / 1563376920