Domingo 19 de Agosto de 2018

China mira a Ñuble por sus “alimentos verdes”

Julio 3, 2018

Con una población que sobrepasa los 1.400 millones de personas, y un crecimiento económico sostenido, China es un gran polo de atracción para exportadores chilenos, en especial en el área de la alimentación.

En ese contexto, gran interés generó el seminario “Alimentos orgánicos para el mercado de China”, organizado por la empresa certificadora Bioaudita e INIA Quilamapu, al que asistieron 120 asistentes del sector productivo orgánico de la zona centro sur de Chile, compuesto por agricultores, técnicos y empresas exportadoras.

Según explicaron los organizadores, Luis Meléndez de Bioaudita y Cecilia Céspedes de INIA Quilamapu, esta actividad tuvo por finalidad dar a conocer los requerimientos del mercado chino para exportar alimentos verdes y orgánicos al gigante asiático, para lo cual se contó con la presencia de Liu Ping, Subdirector del Centro de Desarrollo de Alimentos Verdes de China (CGFDC), y de Xia Zhaogang, Subdirector del Centro de Certificación de Alimentos Orgánicos de China (COFCC).

Frutas, vinos y lácteos

Los directivos evidenciaron el interés del consumidor chino por contar con más cantidad y variedad de productos orgánicos chilenos, toda vez que en ese mercado es muy reconocida la calidad de los envíos nacionales. Por ahora, indicaron que el interés apunta a contar con mayores volúmenes de arándanos, cerezas y vinos.

“Vemos con bastante futuro a los productos orgánicos chilenos, especialmente de frutas”, recalcó el subdirector Liu Ping. “Nuestra visita estuvo enfocada a orientar a los agricultores orgánicos chilenos en cómo entrar en nuestro mercado”.

Sostuvo que la gran ventaja que presenta Chile es la de generar alimentos en contra estación, lo que les permite “comer cerezas y arándanos que son frutas de verano cuando estamos en invierno. O sea, cuando tenemos escasez en el mercado de estos productos, es el momento en que entran los productos chilenos”.
Pero no sólo las frutas forman parte del interés chino, sino también los vinos orgánicos y los productos lácteos orgánicos, básicamente la leche en polvo destinada a la alimentación de los niños.

Año nuevo chino 

Un hecho que resulta de sumo interés es que la venta de la fruta chilena siempre se concentra en los meses en que se celebra el año nuevo chino (alrededor de los primeros días de febrero de cada año). “En este período (de unos 15 días) hay mucho consumo, no sólo para comer, sino también para hacer regalos. Entonces, cuando se regala una fruta orgánica importada, este regalo tiene gran valor” recalcó Liu Ping. Añadió que dentro de las frutas más reconocidas para regalo están las cerezas, los arándanos, las uvas de mesa y los kiwis.

Finalmente, el directivo chino sostuvo que un aspecto muy importante que Chile debe considerar es el transporte, ya que las frutas “deben ser capaces de soportar el viaje de unos 45 días. Una buena fruta y un buen transporte son indispensables”.

Al término de la jornada y en un encuentro con el Director Regional de INIA Quilamapu, Rodrigo Avilés, los directivos acordaron trabajar en un convenio de colaboración en ámbitos de investigación con INIA, para lo cual se establecerán los mecanismos que concreten próximamente este deseo.

Fuente: Diario La Discusión

Próximos Eventos

1527724800 / 1534692392
1532563200 / 1534692392
1533772800 / 1534692392
1534809600 / 1534692392
1538524800 / 1534692392