Martes 21 de Agosto de 2018

VII Región: Sequía adelanta en un mes nivel crítico en caudal del rio Lontué

Febrero 22, 2014

El mismo nivel de caudal que presenta en el mes de abril, tiene por estos días el río Lontué, situación que ratifica la crudeza de la vigente sequía, una de las más crudas de las últimas décadas.

Según lo señalado por el secretario ejecutivo de la Junta de Vigilancia del río Lontué, Diego Castro, el caudal de dicho afluente presenta del orden de los 20 metros cúbicos por segundo, muy cercano a los 18 metros cúbicos que ha marcado, pero en el mes de abril, debido básicamente a la condición de sequía que impera.

“La situación que se presenta es dramática, ya que desde que tenemos registros, antiguamente tuvimos periodos de sequía, pero nunca cuatro años continuos. El caudal está anticipado en unos 30 días, ya que ha ido bajando mucho más rápido de lo que se pensaba. No sabemos cuánto más bajará, ya que esta es una situación que no se había producido antes. Estamos en menos del 50% de los que necesita un canal”, dijo.

Castro agregó que en comparación con alguno de sus vecinos, por lo general, el rio Lontué es un afluente que no presenta mayores conflictos, lo que habla del complejo escenario que se presenta. “Este río presentaba una seguridad de riego del 90%, en comparación al río Teno que tiene una seguridad del 55%. Eso quiere decir que de cada 10 años, nueve nosotros no teníamos problemas. En el río Teno los agricultores están acostumbrados a regar por turnos, a regar con menos agua, en el Lontué no saben organizarse por turno, por lo que cuesta asumir una situación como la que ahora está pasando”, acotó.

EMBALSE

Debido a la condición de seguridad que de manera histórica ha presentado el rí Lontué, otros afluentes de la zona han tenido la preferencia a la hora de iniciar estudios para la posible construcción de un embalse, que sería una de las acciones que permitirían controlar el agua, y por ende los periodos de sequía.

Según Castro, el 83% del agua que dispone el Lontué en el año, se va simplemente al mar. El último estudio de prefactibilidad para construir un embalse en ese río es del año 1978, el cual estableció cinco hipotéticos puntos. “Ese es un drama, por un lado tenemos agua que se pierde durante todo el año, y por otra parte durante cuatro meses estamos desesperados porque no la tenemos. Con solo un embalse en el rio Lontué, provocaríamos dos efectos fundamentales: tener agua en período de sequía, y mitigar las crecidas, evitando el drama de las inundaciones”, dijo.

Próximos Eventos

1527724800 / 1534826445
1532563200 / 1534826445
1533772800 / 1534826445
1534809600 / 1534826445
1538524800 / 1534826445