Martes 17 de Julio de 2018

Valor de exportaciones de fruta industrializada creció 306% entre 2001 y 2008

Abril 22, 2010

Un crecimiento sostenido han experimentado las exportaciones chilenas de fruta industrializada. Según un informe de ODEPA, entre 2001 y 2008 saltaron desde US$ 272 millones a US$ 834 millones, con un crecimiento porcentual de 306%. Como resultado, la participación
de Chile en el valor las exportaciones mundiales de estos productos se ha incrementado desde 3,56% a 4,45%.

Asimismo, la fruta industrializada ha incrementado su participación dentro del total de exportaciones frutícolas chilenas, al pasar desde 14,3% a 17,2% entre 2000 y 2009, en volumen, y desde 17,8% a 23,1% en el mismo período, en valor.

Dentro de estos envíos hay ciertos productos que se destacan por su dinamismo. Es el caso de las manzanas y ciruelas deshidratadas, las pasas, las frambuesas congeladas y las conservas de durazno. Hoy Chile es el primer exportador mundial de manzanas deshidratadas, al aportar
con un 33,3% de las exportaciones mundiales, el segundo de ciruelas secas y el tercero de frambuesas congeladas, generando un quinto de las exportaciones mundiales de estos dos últimos productos. Además, Chile se ubica como el tercer mayor exportador de pasas y el cuarto exportador de conservas de duraznos a nivel mundial.

Espacio para crecer

El informe estima que las condiciones están dadas para que los envío de fruta industrializada sigan creciendo. El incremento de las plantaciones de frutales en los últimos años aseguran un aumento de la materia prima disponible y se dispone de una capacidad instalada aparentemente capaz de procesar mayores volúmenes de fruta.

Adicionalmente, se observa una diversificada cartera de mercados de exportación. En ella lidera EEUU, con un 21% de participación, seguido por México (13%), Rusia (7%), Venezuela (6%), Canadá (5%), Holanda (4%), Brasil (4%) y Japón (4%).

Odepa, sin embargo, alerta que dado que los países desarrollados del hemisferio norte son los mayores competidores productivos y, a la vez, los principales importadores de estos productos, “se requiere de esfuerzos adicionales para lograr mejores condiciones de acceso en esos mercados, algunos de los cuales están bastante protegidos. Asimismo, se requiere continuar desarrollando la entrada a los mercados emergentes, que aparecen como una atractiva alternativa para muchos de estos productos”.

Añade que se requiere seguir avanzando en la innovación. “Desarrollar variedades adecuadas a la industria, adoptar nuevos envases y embalajes, incorporar nuevas tecnologías en los procesos productivos, innovar en sus estrategias de marketing y comercialización, aparecen como algunos de los desafíos por enfrentar en el mediano y el largo plazo”, indica el informe.

Descargue el documento

Próximos Eventos