Lunes 29 de Noviembre de 2021

Revelan cifras de Catastro Frutícola 2021 para las regiones de O’Higgins, Coquimbo y Atacama

Noviembre 12, 2021

  • Mientras que en la región de O´Higgins la cereza continúa ocupando ampliamente el primer lugar, en Coquimbo y Atacama la vid de mesa disminuye su superficie cultivada, ganando los cítricos, un buen espacio en la producción.

El miércoles 04 de noviembre y a través de una actividad virtual, se dieron a conocer los resultados del Catastro Frutícola 2021, para actualizar las cifras en las regiones de O´Higgins, Coquimbo y Atacama. El Catastro Frutícola es un estudio trianual que realiza a nivel regional, la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA) y el Centro de Información de Recursos Naturales (CIREN), ambas instituciones pertenecientes al Ministerio de Agricultura.

El lanzamiento contó con la participación de la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, la directora nacional de ODEPA, María José Irarrázaval, el director ejecutivo de CIREN, Félix Viveros y los Seremis de la región de O´Higgins, Joaquín Arriagada, Coquimbo, Rodrigo Ordenes y Atacama, Patricio Araya.

Entre los datos publicados en esta versión, destacan el crecimiento de la cereza en la región de O´Higgins con un alza importante de más del 67,6% respecto al año 2018, lo que permitió a la región continuar liderando el ranking a nivel nacional de mayor superficie frutícola cultivada con 95.082 ha sumando 9.798 ha con respecto al año 2018.

Por el contrario, la región de Coquimbo presentó una leve variación a la baja con una diferencia de solo 53 hectáreas con respecto a la actualización anterior, continuando una estabilidad parcial iniciada el año 2015 con 27.776 ha, para finalizar este 2021 con 27.125 ha. En Atacama la disminución en la superficie fue mayor con 11,4% menos que hace tres años, caracterizada principalmente por la disminución en los cultivos de vid de mesa, olivo y palto.

La Ministra María Emilia Undurraga destacó la relevancia de la información obtenida en el catastro para el agro local. “En momentos contar con datos e información actualizada y oportuna es de vital relevancia para tomar las mejores decisiones que nos permitan seguir avanzando de la mano de la sustentabilidad, siendo más eficientes en el uso del agua, adaptándonos a los desafíos que nos impone el cambio climático y respondiendo a las cambiantes necesidades de los consumidores por alimentos más saludables, inocuos y seguros”, señaló la autoridad

“La fruticultura se ha desarrollado de forma vertiginosa y exitosa en Chile; el proceso continua a pesar de la afectación generada por el cambio climático. La evolución de la fruticultura evidenciada en el Catastro Frutícola demuestra que el rubro ha sido capaz de adaptarse a los cambios, incorporando entre otras, nuevas tecnologías de riego, aplicando la innovación en modelos de producción y localizando en las zonas más adecuadas nuevas plantaciones. Hoy más que nunca debemos lograr que cada gota de agua se convierta en alimento; aún quedan tareas pendientes, pero la fruticultura chilena es una demostración de que es posible enfrentar fenómenos tan complejos como el cambio climático con responsabilidad y creatividad”, comentó el director ejecutivo de CIREN, Félix Viveros.

En cuanto al método de riego, el goteo es por lejos la técnica más utilizada en las tres regiones, abarcando el 75,6% de la superficie en la región de O´Higgins, 95% en Coquimbo y 91,2% en Atacama. Las diferencias se producen en los puestos inferiores; mientras que en O´Higgins el segundo y tercer lugar lo ocupa surco y microaspersión, en Coquimbo se invierte, dejando a surco en un segundo lugar, al igual que en Atacama.

“La fruticultura es un rubro esencial de nuestra actividad económica por ser uno de los principales motores del desarrollo exportador silvoagropecuario, destacando su capacidad generadora de oportunidades laborales y desarrollo económico en territorios preferentemente rurales, por lo que contar con información actualizada y de calidad resulta fundamental en este sector agrícola. Es por eso que hoy estamos contentos de presentar, junto con CIREN, el catastro frutícola n°23, una importante herramienta que pone a disposición de la ciudadanía, estadísticas actualizadas, confiables y oportunas del sector frutícola, con el fin de apoyar la gestión de políticas e inversiones a nivel sectorial” indicó la directora nacional de ODEPA, María José Irarrázaval.

Principales cifras a nivel regional

De norte a sur, la región de Atacama presenta una superficie plantada con frutales de 8.211 ha, lo que representa el 2,3% de la participación total a nivel país. En cuanto a sus provincias, Copiapó lidera el número de superficie frutícola cultivada, alcanzando 6.166 ha, mientras que, por comuna, Tierra Amarilla y Copiapó, encabezan el listado.

La vid de mesa al igual que en la medición anterior, se impone como el cultivo con mayor superficie cultivada en la región, sin embargo, desde el año 2011 ha tenido un leve comportamiento a la baja alcanzando este 2021, 5.978 ha. Las principales variedades son Thomson Seedless y Redglobe. Según nivel de importancia, a la vid de mesa le siguen el olivo con una disminución del 12,4% y el granado donde la variedad Wonderful lleva la delantera.

Al igual que en Atacama, la vid de mesa continúa siendo el principal cultivo regional con 7.321 ha, es decir 838 ha menos que el año 2018. Le sigue el mandarino, que emerge con un importante crecimiento de 1.525 ha con respecto a la medición anterior. En general los cítricos presentan importantes alzas; el limonero aumentó 13,3% y por primera vez se incluyó para esta región el Tangelo, tradicional fruto del norte grande del país.

A nivel provincial, Limarí lidera el número de superficie frutícola cultivada, alcanzando 17.679 ha. Por comuna, Ovalle y Montepatria encabezan el número de superficie frutícola cultivada en la región.

En O´Higgins en tanto, cerezo, nectarino y palto presentaron importantes crecimientos. En el caso del cerezo las variedades más cultivadas son Lapins y Santina, donde el 90% en promedio de su producción se destina a exportación. La comuna con la mayor superficie cultivada es Chimbarongo con 4.045 ha.

La palta presentó también un importante crecimiento. Del 2018 al 2021 aumentó en 2.275 ha su superficie cultivada, le siguen el nogal y los cítricos. El mandarino llegó a los 2.453 ha, con una diferencia de 1.207 ha con respecto al año 2018, el naranjo aumentó 13,4% llegando casi a las 2.000 hectáreas y el limón presentó una diferencia de 402 hectáreas con respecto al 2018.
El nectarino creció en más de mil hectáreas su superficie cultivada.

Es importante señalar que el Catastro Frutícola es una completa radiografía sobre el desarrollo de la fruticultura, que otorga datos sobre las diferentes especies y variedades, la superficie de frutales por método de riego, la producción y su destino, además de información sobre la capacidad instalada de infraestructura y agroindustria en la región. Son encuestados todos los huertos con más de 0,5 hectáreas y/o 50 plantas, en el caso de especies como el Papayo o la Datilera.

Para más información sobre estos Catastros Frutícolas los invitamos a visitar: https://www.ciren.cl/proyectos/catastros/catastro-fruticola/ 

Fuente: CIREN

Próximos Eventos