Miércoles 25 de Abril de 2018

Publicación especializada se suma a alabanzas sobre condición antioxidante de las nueces

Agosto 24, 2006

La Sociedad Americana para las Ciencias de la Nutrición, señala que las nueces tienen veinte veces más antioxidantes que las naranjas, espinacas, zanahorias o los tomates, y sólo le gana el escaramujo de rosa mosqueta.

Las nueces contienen vitamina E, polifenoles y oligoelementos como selenio, cobre, zinc y magnesio. También registra, entre sus componentes saludables, un alto contenido de ácidos grasos omega 3 y omega 6, loe que llegan a ser hasta un 40% de su composición. Un poco de nueces en la dieta diaria, como sustituto a la leche, la mantequilla y otras grasas saturadas -que aumentan el colesterol-, es altamente conveniente.
Un estudio realizado por la sección de Lípidos del Hospital Clínico de Barcelona en conjunto con la Universidad de Loma Linda de California, que señala que “ingerir nueces en la dieta habitual en sustitución de una cantidad de grasas monoinsaturadas tiene efectos preventivos cardiovasculares".
En una investigación, se probó la sustitución de grasas por 8 a 10 nueces diarias en 49 personas de ambos sexos y cuyas edades fluctuaban entre los 28 y los 72 años. En el testeo bajó el riesgo coronario en un 11%. De acuerdo a este resultado, al reemplazar las grasas con 20 o 50 gramos de nueces, el efecto preventivo es claro.

En general, los frutos secos presentan un efecto preventivo de las enfermedades cardiovasculares. Las nueces, en particular y según los especialistas, actúan previniendo la formación de placas de grasa en los vasos sanguíneos.

Próximos Eventos