Martes 20 de Agosto de 2019

Nuevo presidente de Fedefruta aboga por renegociación de deudas del sector

Mayo 4, 2016

“Es muy distinto producir sillas que fruta fresca”. Con esa frase, el nuevo presidente de Fedefruta, Ramón Achurra, resume los desafíos más importantes que enfrentará a la cabeza del sector. El empresario ocupa actualmente el puesto que dejó Juan Carolus Brown, quien decidió no repostularse a la presidencia del gremio.

Achurra asegura que el foco de su gestión estará puesto en varios puntos, entre los cuales destaca el efecto de la reforma laboral. “Los desafíos son varios, pero creo que hoy el más importante es la parte laboral por la reforma”.

El nuevo líder del gremio recalca que la agricultura y en especial la fruticultura son actividades muy distintas a otras, por la complejidad de la época de cosecha y los efectos del clima; como las heladas y las lluvias.

“La fruta no puede esperar”, advierte Achurra, quien asegura que si pasan dos o tres días después de la cosecha, se deja de cumplir con los compromisos que tienen los productores, entonces el comprador busca otras alternativas de abastecimiento y “se pierde la cadena comercial. Esto causa un perjuicio enorme al empresario y a los trabajadores también. Si a uno le va mal, a todos les va a ir mal”, comenta.

Es por esto que ve como positivo el fuerte revés que exhibió la reforma laboral en el Tribunal Constitucional la semana pasada, instancia en la que se rechazó la titularidad sindical y la extensión de beneficios. “Como empresario creo que no puede ser más justo (el fallo)”. Por el contrario, manifiesta que no es justo que obliguen a los trabajadores a formar parte de un sindicato si no quieren hacerlo.

En este contexto, asegura que siempre ha tenido buena relación con los sindicatos y que, en general, en la fruticultura hay acuerdos con los trabajadores. “Quiero dejar en claro que tenemos las mejores relaciones con los trabajadores y queremos mantenerlas y aumentarlas. Desde 2007 estamos en una mesa de diálogo y trabajo”, afirma el empresario. No obstante, advierte su preocupación por los eventuales impactos de la reforma en esta materia. “Hace mucho tiempo que estamos con mejores relaciones y en la parte sindical, con muy buenos acuerdos, y esperamos que estas cosas no se pierdan con la actual reforma laboral, que se prestaría para tener dificultades”.

Financiamiento

Otra de las principales tareas que él mismo destaca que tendrá que impulsar durante su período -que se extiende desde este año hasta 2018- será la necesidad de renegociar las deudas de las empresas del rubro con la banca o con las instituciones financieras que corresponda. Esto, en el marco de la compleja temporada que está enfrentando el sector, producto del clima y sobre todo de las últimas lluvias, que hicieron que se perdiera parte importante de la fruta que aún quedaba por cosechar. “Tanto los productores como las mismas exportadoras y los empaques que dan los servicios van a tener unas mermas muy grandes y vamos a tener que pedirles a los bancos una posibilidad de poder reprogramar las deudas que tenemos, porque el problema es muy serio”, adelanta Achurra.

Como nuevas vías de financiamiento, el empresario también aspira a recuperar el crédito “B11” que otorgaba antiguamente la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) a través de los bancos. “Vamos a hacer una presentación a la Corfo para poder retomar ese crédito, porque eso ayuda mucho”, sostiene.

Mitigar efectos de plagas

El tema fitosanitario también es otro de los ejes que marcará la gestión de Ramón Achurra al mando de Fedefruta. La lobesia botrana (polilla del racimo de la vid) y la mosca de la fruta son parte de las preocupaciones más importantes para el empresario. A juicio del dirigente, estas dos plagas podrían traer grandes complicaciones para el sector si no se controlan. “Nos pueden traer problemas tremendamente graves (…); pueden ser causa de que no entre la fruta en distintos países, y eso puede ser un daño tremendamente grande”, advierte.

Es por eso que Achurra apunta a trabajar en conjunto con el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para poder mitigar los efectos que puedan acarrear estas plagas.

En el caso de la mosca de la fruta, asegura que desgraciadamente siempre hay brotes nuevos. Sin embargo, reconoce que “el SAG ha tenido una política bastante firme, buena y positiva; pero es una plaga que está siembre ahí al acecho”.

Sobre la lobesia, alerta que si esta se expande también “puede ser un problema (…); nadie imagina el desastre que puede haber y que tendría en esta tremenda industria, que ha tenido tanto éxito y ha hecho importantes inversiones”.

Próximos Eventos

1556150400 / 1566290752
1560297600 / 1566290752
1561507200 / 1566290752
1562112000 / 1566290752
1562716800 / 1566290752
1564617600 / 1566290752
1565136000 / 1566290752
1565222400 / 1566290752
1566345600 / 1566290752
1569888000 / 1566290752