Sábado 19 de Septiempre de 2020

Multitudinario acto en Requínoa

Junio 14, 2011

Con un llamado a conformar una gran mesa multisectorial que agrupe mediante una alianza público-privada a gobierno, productores, exportadores, economistas, trabajadores y otros miembros que representen al sector agrícola, más la presentación de 15 medidas concretas y directas que permitan reimpulsar la agricultura chilena se desarrolló en la comuna de Requínoa, VI región, el acto masivo denominado: “Rompamos la indiferencia con la agricultura”, encuentro convocado este lunes por la Asoex y Fedefruta, para reclamar la atención del gobierno sobre la mayor crisis de los últimos 25 años de competitividad que ha afectado a un sector clave en la economía del país.

En la apertura de la movilización, que reunió a cerca de 8 mil personas en todo un ambiente de completa calma, el presidente de Fedefruta Antonio Walker, agradeció el apoyo brindado por agricultores, trabajadores, exportadores, productores, transportistas, dirigentes sindicales y gremiales y parlamentarios de todas las bancadas en “tal vez, en el momento más difícil que haya tenido la agricultura nacional”.

El máximo representante de los fruticultores resaltó la importancia del sector agrícola en término de empleos y divisas que genera para el país, “800 mil personas de forma directa y 2 millones si se suman los empleos indirectos, con exportaciones como sector agroalimentario de 16 mil millones de dólares”, al tiempo que lamentó que esta manifestación responda a la “falta de sensibilidad que hay de parte del Estado con la agricultura y por la ignorancia que existe respecto de su aporte a la economía nacional”.

En este sentido, Walker hizo un llamado urgente al gobierno para rescatar la agricultura chilena indicando que “señor Presidente, usted nos enseñó que para rescatar a los mineros había que tener plan A, plan B y plan C. El plan A para la agricultura no está funcionando. Los invitamos en forma urgente a que juntos, encontremos el plan B o el plan C que permita rescatar la agricultura chilena”.

Con todo Antonio Walker, llamó a “incluir la agricultura como un octavo eje del gobierno y formar una gran mesa multigremial que trabaje en una gran alianza público-privada para resolver los problemas del sector exportador no cobre”.

Por su parte, el Presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile AG, Asoex, Ronald Bown, hizo un llamado a las autoridades a pensar en forma urgente en Chile y, así, consensuar políticas de Estado con visión de futuro. “Necesitamos construir políticas de largo plazo y estrategias coherentes”, dijo el dirigente. Agregando que se requiere urgentemente “un nuevo esquema de hacer política, o al menos, una mejor disposición de los parlamentarios para lograr acuerdos tan necesarios como una política de Estado para la agricultura nacional, aparte de políticas claras y definitivas en materias tan importantes como la educación, el medio ambiente y la energía, entre otros aspectos fundamentales para lograr un esquema de crecimiento armónico del país y que no favorezca en forma desmedida el desarrollo de aquellos sectores que pueden aprovechar oportunidades de carácter transitorio gracias al ciclo económico”.

En relación, a las diversas apreciaciones que hay de la situación actual, el presidente de los exportadores, aseguró que pueden haber distintas visiones, “pero lo que no es discutible en absoluto es la existencia de una crisis de graves proporciones que no se ha aquilatado adecuadamente y que requiere de una reacción urgente. ¡No podemos seguir esperando!”.

Las medidas

Durante el acto, el sector productor y exportador frutícola, entregaron y solicitaron 15 medidas que permitirán reestablecer y mejorar la competitividad del sector:

1. La creación de una política de Estado para la agricultura chilena, que permita la recuperación de su importancia relativa, nos permita reencontrarnos y reencantarnos con la ruralidad, así como respaldar concretamente a nuestros agricultores y campesinos.
2. Fomentar una política de financiamiento y fomento agrario desde el Estado, por medio de la creación del “Banco Agrícola de Chile”, para que de una vez por todas podamos contar con entidades que entiendan del negocio y sus riesgos. Tan sólo la agricultura de sustentación y la fruticultura requieren de recursos superiores a los 2.500 millones de dólares.
3. Hacer extensivo los beneficios del DL 701 que hoy subsidia las plantaciones forestales, al sector agrícola para impulsar la reconversión de especies, plantaciones y variedades.
4. Crear un fondo de promoción de los alimentos chilenos en el exterior por 150 millones de dólares, con cargo a los fondos ahorrados, lo que debe incluir una campaña imagen país contundente.
5. La creación de un fondo de estabilización competitiva por 30.000 millones de dólares, a fin de permitir elevar sustantivamente el ahorro en el exterior, siguiendo la línea noruega para enfrentar las distorsiones de la enfermedad holandesa que hoy nos afecta.
6. Modificar la Ley Orgánica Constitucional del Banco Central de Chile, convirtiéndolo en un Banco Central de Reserva, tal como lo son la mayoría de las bancos centrales de mundo, impidiéndole que pueda operar con patrimonio negativo. Así evitaremos que el tipo de cambio se utilice como medida antiinflacionaria.
7. En el corto plazo, incrementar sustantivamente las compras de dólares del Banco Central, en forma imprevista y en montos variables.
8. Definir una política de control de los capitales especulativos que ingresan al país, en forma total y estableciendo encajes e impuestos imprevistos y de monto variable.
9. Promover desde el Estado, un seguro de cambio automático para el sector exportador no cobre, cuyo costo sea compartido por aquellos que se ven beneficiados.
10. La creación inmediata de una política energética y de cobro de tarifas no discriminatoria, empezando con la eliminación inmediata del sistema de horas punta para la agricultura en general, ya que lo consideramos expropiatorio.
11. Establecer la posibilidad del pago de tarifas públicas en moneda extranjera, así como de los servicios públicos involucrados en la cadena operativa exportadora. Las variaciones negativas del tipo de cambio también deben ser asumidas por la autoridad, así se darán cuenta que significa disminuir su presupuesto de ingresos en un 30 por ciento en un breve plazo.
12. Eliminar el impuesto específico a los combustibles
13. Volver a recuperar e incrementar los niveles de apoyo a las actividades de investigación, desarrollo e innovación, especialmente en lo que se refiere a los consorcios tecnológicos.
14. Apoyar las ingentes acciones que el sector frutícola ha realizado en materias de incremento de la productividad, con excelentes resultados, los que requieren ser aprovechados por todos nuestros productores y exportadores.
15. Apoyar las acciones que se realizan en cuanto al fomento del diálogo social entre representantes de los trabajadores y empresarios. La mesa de diálogo frutícola ha sido una gran experiencia que debe proyectarse a otros sub-sectores.

Próximos Eventos

1597276800 / 1600492010
1597795200 / 1600492010
1598400000 / 1600492010
1598486400 / 1600492010
1599004800 / 1600492010
1599609600 / 1600492010
1600214400 / 1600492010
1603843200 / 1600492010
1603929600 / 1600492010
1605052800 / 1600492010

Red de Colaboradores