Sábado 21 de Julio de 2018

Ministra Hornkohl anunció mejoras al Seguro Agrícola

Junio 11, 2008

La Ministra de Agricultura, Marigen Hornkohl, anunció tres modificaciones para el Seguro Agrícola contra fenómenos climáticos, las que implicarán mejoras por US$ 6 millones e irán en directo beneficio de los agricultores del país, sin distinción de tamaño.

Dos de las medidas afectan directamente a los fruticulores. Estas son, una ampliación en los rubros incluidos y un aumento del tope del subsidio a las primas.

En torno a la primera la ministra dijo que durante 2008, el Seguro Agrícola incluirá cultivos de paltos, arándanos y pomáceas (manzanas y peras), las que se sumarán a las vides (uvas de mesa, viníferas y pisqueras) que fueron agregadas en 2007.

El Minagri ha dispuesto de 500 millones de pesos adicionales para cofinanciar el costo de las primas de los productores de frutas.

En cuanto a la segunda la personera informó que para 2008, el tope al subsidio pasará de hasta 55 UF ($ 1.100.000) a hasta 80 UF ($ 1.600.000) por agricultor al año.

Esta medida tiene como principales beneficiarios a los productores medianos y no variará la realidad de los pequeños productores, que seguirán accediendo a un apoyo del Estado para el copago de las primas, que en la mayoría de los casos supera el 70% del costo del seguro, lo que implica un pago bastante bajo para el agricultor.

¿Qué es el Seguro Agrícola?

El Seguro Agrícola contra fenómenos climáticos es una iniciativa del Ministerio de Agricultura que busca que los agricultores puedan traspasar los riesgos climáticos propios de su actividad a las Compañías de Seguros para estabilizar sus flujos financieros y permitir la continuidad en la actividad.

Opera en caso de la ocurrencia de algún evento climático que dañe sus cultivos o plantaciones.

La operación del seguro corresponderá a las compañías de seguros generales, en el marco de la legislación vigente y bajo la normativa de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

El Estado de Chile, en su rol subsidiario, participa apoyando a los agricultores en el copago de las primas, sin asumir ningún riesgo.

El Comité de Seguro Agrícola (COMSA), creado por el Consejo CORFO, administra este subsidio del Estado.

Funcionamiento

Para apoyar a los agricultores en la contratación del Seguro Agrícola, el Estado aporta el 50% de la prima neta o costo del seguro, más 1,5 UF por póliza, y todo ello con un tope de 80 UF por agricultor por cada temporada agrícola.

Esta fórmula conlleva una importante focalización hacia los pequeños agricultores, casos en los cuales el aporte del Estado puede llegar a más del 80% del costo del seguro.

El Seguro Agrícola cubre dos tercios del rendimiento que el agricultor espera obtener de la cosecha, de acuerdo a las condiciones en que desarrolla su cultivo.

En los principales cultivos, las compañías de seguros ofrecen actualmente la opción de asegurar 70% o 75% del rendimiento esperado.

Objetivos

Ofrecer un instrumento de apoyo a la gestión de los productores agrícolas, sin distinción de tamaño, para administrar eficazmente el riesgo climático y sus posibles consecuencias económicas negativas.

Que el agricultor recupere el capital de trabajo invertido en el cultivo, en caso de que éste sea dañado por un evento climático adverso cubierto por la póliza de Seguro Agrícola.

Que, con ello, los agricultores logren mejorar su estabilidad financiera y su condición como sujeto de crédito.

Garantizar la continuidad del agricultor afectado en la actividad productiva y proteger a su familia, especialmente en el caso de los pequeños agricultores.

Cobertura

Cubre contra los fenómenos climáticos adversos de mayor ocurrencia y que provocan daños en cultivos y plantaciones, como son: sequía en secano, lluvias excesivas y extemporáneas, heladas, viento perjudicial, nieve o granizo.

Son asegurables la mayoría de los cereales, cultivos industriales, hortalizas, leguminosas y semilleros de cereales de grano chico y papa, además de los invernaderos de tomate y otras hortalizas.

Desde 2007, también son asegurables las vides (de mesa, viníferas y pisqueras).

A contar de 2008, protege cultivos de paltos, arándanos y pomáceas (manzanas y peras), para seguir en los años siguientes con carozos, citricos y el resto de los berries, hasta cubrir la amplia gama de los frutales.

Opera en todas las comunas agrícolas comprendidas entre las regiones de Coquimbo y Los Lagos.

También lo hace en valles de Copiapó y Vallenar en la Región de Atacama, así como en los de Azapa, Lluta y Chaca de la Región de Arica y Parinacota.

Del total de las contrataciones anuales, cerca del 75% corresponden a pequeños productores usuarios de INDAP y clientes de BancoEstado Microempresas.

En cuanto a regiones, se concentran entre las de O´Higgins y de La Araucanía.

Próximos Eventos