Lunes 16 de Julio de 2018

Más de 600 personas participaron en actividades de nodos de FEDEFRUTA durante 2008

Enero 15, 2009

Desde el momento en que InnovaChile aprobó el segundo año de operaciones de los nodos hortofrutícolas de FEDEFRUTA, en julio de 2008, y hasta diciembre, los dos proyectos organizaron 3 seminarios, 7 cursos de BPA y 9 talleres, en los que participaron cerca de 650 personas.

Como se puede ver, los nodos están a toda marcha y prometen más.

Nodo de O’Higgins: enfoque en pequeños y medianos productores

El nodo de O’Higgins tuvo una alta actividad durante 2008, sin embargo, gran parte de esta labor se concentró en pequeños grupos de productores.

Como señala Carlos Quezada, gerente del nodo, “el programa del año 2007 era abierto, pero en 2008 tratamos de focalizarnos en grupos de productores medianos y pequeños, donde están las mayores deficiencias de información e innovación tecnológica. La idea es que los mismos productores participen en una serie de talleres, y hacerles una evaluación antes y después, para determinar su avance”.

Actualmente el nodo está realizando talleres a 80 productores, de los cuales 20 empresarios son de berries, 20 de frutos secos, 20 de hortalizas y otros 20 de uva de mesa. “En estos talleres se prepara a los agricultores y se les entrega la información necesaria para que reduzcan sus costos y se vuelvan más competitivos”, dice Quezada.

Fuera de los talleres, el Nodo también efectuó un curso de 16 horas para formar auditores internos en Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), en el que participaron pequeños productores de berries y hortalizas.

De acuerdo al gerente del nodo, pese a ser actividades dirigidas a ciertos productores, se admite la participación de otros interesados en un número limitado.

“Pero ha habido eventos masivos”, advierte Quezada. Es el caso de los dos seminarios de difusión efectuados entre agosto y septiembre en Rancagua y Santa Cruz, en los que participaron aproximadamente 210 personas.

Nodo de Coquimbo: Prioridad a las grandes deficiencias del sector

Tras un exitoso primer año de funcionamiento, el Nodo de Coquimbo decidió concentrar su labor en los rubros más representativos de cada valle y en los temas en los que hay mayor desconocimiento (donde se requiere con urgencia de una labor de transferencia tecnológica).

“En los rubros de cítricos, paltos y nogal los productores todavía reconocen una deficiencia en el manejo y falta de conocimiento en riego y fertilización, entre otros temas técnicos. Por otro lado, los productores de uva de mesa indican que sus problemas pasan principalmente por el manejo de los costos productivos, y no tanto por el manejo técnico del frutal. Por eso los talleres para ese rubro van a girar en torno a la gestión predial, el análisis de costos y el uso eficiente de la energía”, dice Gladys Gálvez, Gerente del Nodo.


Un tema en que hay un desconocimiento principalmente en las Mypes y que es transversal a los rubros atendidos son las BPA y BPM, tópico en el que el nodo decidió, al igual que el Nodo de la VI Región, efectuar un curso de capacitación. “Vimos que el tema no ha sido bien incorporadas por Mypes que poseen rubros con mercado de exportación, y en la horticultura se extiende hasta las empresas medianas. La fruticultura está más avanzada en este aspecto, porque los mercados externos exigen cumplimiento de normas. Hasta el momento los productores de hortalizas no tenían esos requerimientos, porque vendían sus productos al mercado nacional tradicional, sin embargo los supermercados nacionales están comenzando a pedir un cumplimiento de requerimientos de calidad e inocuidad del producto, por lo que la situación estaría comenzando a cambiar para los productores orientados a este segmento”.

Por lo mismo, y porque en la horticultura existen importantes carencias de conocimientos, FEDEFRUTA ya presentó y obtuvo la aprobación de InnovaChile para un nuevo nodo, el que centrará su accionar en el rubro hortícola de los valles de Elqui y Limarí

“Considerará temas como la inocuidad alimentaria, incorporación de las BPA, y el desarrollo de productos más elaborados, pero en base a un diagnóstico más exhaustivo del rubro en cada valle, el que se realizará dentro del proyecto”, dice Gálvez.

Talleres de enero

Pese a que los nodos ya han realizado una buena cantidad de actividades, aún queda el grueso de los talleres. Mientras que el Nodo de O’Higgins espera realizar los talleres para berries, hortalizas y uva de mesa. El Nodo de Coquimbo se va a embarcar en los talleres de cítricos, paltos y frutos secos, y en marzo en los de uva de mesa. Además, de un seminario en Choapa que revisará Paltos y Frutos Secos.

¿Qué se espera para lo que resta de enero? Para estas semanas el Nodo de O’Higgins ha organizado dos talleres sobre berries. El primero tratará sobre la diversificación de la producción, el manejo, la fertilización y la poda en estas especies, y se efectuará el 21 de enero en Chimbarongo y el 22 en Peumo. El manejo integrado de plagas (MIP) y las nuevas tecnologías en el cultivo de berries será el tema del segundo, el que se llevará a cabo el 27 de enero en Chimbarongo y el 28 en Peumo.

Este nodo, además, se encuentra preparando un taller de gestión predial y manejo de mano de obra en cultivos de hortalizas, el que se efectuará a fines de enero y cuya fecha se anunciará en las próximas semanas.

El Nodo de Coquimbo, en tanto, realizará dos talleres. Uno de ellos sobre riego y fertilización y el otro sobre control de plagas y enfermedades mediante MIP en cítricos y paltos. Estos tendrán lugar en los valles de Elqui, Limarí y Choapa, aunque en esta última zona los talleres sólo se enfocarán en los paltos. Adicionalmente, el nodo llevará a cabo un taller sobre control en el uso de fertilizantes para el rubro hortícola. Todas actividades cuyas fechas de realización serán anunciadas en los próximos días.

Próximos Eventos