Domingo 21 de Octubre de 2018

Más de 600 agricultores de la región piden a parlamentarios ser escuchados para una buena reforma al Código de Aguas

Octubre 30, 2017

En un encuentro informativo regional, regantes de Elqui, Limarí y Choapa señalaron que quieren que sus propuestas sean consideradas para un buen proyecto de ley.

Tras un largo debate, el 22 de noviembre de 2016 la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de reforma al Código de Aguas, enviando la discusión a su segundo trámite constitucional en el Senado, ingresando a ser analizado por la Comisión Especial sobre Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía del Senado.

El 12 de abril de 2017, tanto el ejecutivo como la Comisión Especial de Recursos Hídricos, ingresaron una serie de indicaciones al proyecto de ley, las que fueron posteriormente votadas en dicha comisión. Actualmente el proyecto se encuentra en análisis por las comisiones del Senado.

En más de una oportunidad, los representantes de asociaciones de agricultores y organizaciones de usuarios de agua han detallado sus preocupaciones y propuestas frente al proyecto de ley, pero autoridades y algunos parlamentarios no los han querido escuchar. Eso indica Pelayo Alonso, Presidente de la Junta de Vigilancia de Río Elqui y vocero de su provincia, quien explica que “queremos que se entienda que hay una gran inquietud por dos motivos como son, en primer lugar, que este proyecto avanza y no se nos escucha y en segundo término, ha habido intención de desinformar, señalando que es un tema de algunos dirigentes que se ha dicho que no saben leer e influenciados por oscuras intenciones, pero quiero destacar que esto responde a las inquietudes de los regantes que representamos. La obligación de los parlamentarios es legislar y hacerlo bien por lo que les llamo a dialogar y buscar soluciones para un buen proyecto de ley”.

María Inés Figari, Presidenta de Sociedad Agrícola del Norte y representante de la mesa regional de regantes, señala que “más que emplazar a los parlamentarios queremos demostrarles que somos muchos los que estamos preocupados por la dirección que ha tomado esta ley, me han tildado hasta de terrorista y esto no es terrorismo, es hablar con la verdad y si las cosas fueran tan claras como dicen los promotores de esta reforma, porque no se redacta en la ley esos puntos sobre los que pedimos claridad. Le pido a los parlamentarios que no politicen este tema, no nos usen, sino que nos den oportunidad de entregar propuestas”.

En tanto, el Presidente de la Junta de Vigilancia de Río Rapel, Onofre Juliá, explica que “estamos contentos como agricultores porque en esta actividad hemos marcado un precedente al reunir un gran número de productores; en todas partes de Chile se está tomando en cuenta que hay que luchar por una buena reforma. Hablamos de una nueva reforma porque el discurso es nacionalizar el agua y en eso no estamos de acuerdo”.

Marcela Jeneral, Presidenta de la Junta de Vigilancia de Río Illapel, es clara en indicar su cómo podría afectar la reforma a la actividad agrícola: “mi tema de preocupación principal es el artículo 1º transitorio porque genera mucha incertidumbre porque da cabida a que puedan existir derechos permanentes y temporales.  De ser aprobada la ley como está, nos afectaría mucho en lo económico porque actualmente para otorgar un crédito a los agricultores, las entidades, incluso INDAP; piden dejar como garantía el agua, pero si es un derecho temporal la garantía perdería valor”.

Durante los próximos días se efectuarán encuentros similares al de Ovalle en San Clemente y Chillán como parte del movimiento nacional que desea solicitar cambios en la proyecta de ley de reforma al Código de Aguas que se encuentra en discusión en el Senado.

Próximos Eventos