Martes 24 de Abril de 2018

Marketing Order se adelanta en 10 días

Enero 22, 2009

Finalmente salió humo blanco. Después de un tira y afloja entre los productores del valle de Coachella, en California, y los empresarios frutícolas chilenos, en el que intermediaron las autoridades de ambos países, se llegó a un acuerdo: a partir del 10 de abril de cada año la uva chilena sin pepas deberá cumplir con los estándares mínimos del U.S. Nº 1. Esto significa un adelanto de 10 días respecto de la fecha establecida anteriormente.

Como señala Rodrigo Echeverría, Presidente de FEDEFRUTA, “esto está dentro de lo planificado. No hay grandes sorpresas porque consideramos que las circunstancias de negociación no nos permitían un resultado mejor”.

No obstante, Echeverría dice que las negociaciones se intentaron realizar con anticipación para que la noticia apareciera cuando los productores aún pueden planificar las fechas de término de las cosechas. Por otro lado, el acuerdo se efectuó con la condición de que la nueva fecha se mantuviera por un plazo de 5 años, lo cual entrega estabilidad y elimina incertidumbre en el negocio.

Próximos Eventos