Domingo 21 de Octubre de 2018

Lluvias en Atacama: “Los daños en el valle son muy grandes, incalculables”

Marzo 31, 2015

Tweet



"Estoy impactada, con tanta pérdida, Tierra Amarilla está aislada, desconectada de todo. Así resumió ayer la presidenta de la Asociación de Exportadores del Valle de Copiapó, Lina Arrieta, la tragedia que golpeó al interior de la provincia y que mantenía hasta anoche a muchas personas desaparecidas en distintas localidades agrícolas.

La máxima autoridad de la asociación gremial reconoció que no había podido aún ver in situ las dimensiones de lo ocurrido (por estar atrapada en su casa en Tierra Amarilla), pero que a través del testimonio de agricultores y trabajadores del valle, pudo estimar la gravedad tras el paso del agua que arrasó con todo desde la cordillera.

"Tuve un breve contacto con gente en San Antonio y me contaban que la quebrada se vino abajo a las 4 de la madrugada y que se llevó todo el caserío. El tema acá es muy complejo, los daños en el valle son muy grandes, incalculables. Desapareció todo, relató la dirigente sobre lo vivido al oriente de Copiapó.

Cifras incalculables

Respecto de una evaluación, Arrieta declinó adelantar cifras, pero sí dijo tener claro la gravedad de los daños generales en el valle.

"No puedo adelantar nada respecto de la situación agrícola en la zona, estamos todos absolutamente desconectados, salvo que los daños arriba son muy grandes, San Antonio, Amolanas, Los Loros tienen situaciones muy graves, y no podemos adelantar si se podrá salvar la inversión", agregó.

La representante gremial añadió que "hoy estamos centrados en salvar vidas humanas, en rescatar a los aislados, en socorrer a los heridos. En el valle hay mucha gente aislada y de la que no se sabe nada. Son tantos pueblos, localidades y caseríos que no se puede cuantificar, y a los que solo se puede llegar por aire".

En cuanto a los posibles escenarios futuros para este importante sector productivo de Atacama, Arrieta manifestó que "tenemos para un buen rato".

"Sería irresponsable dar una cifra respecto a los daños; ni yo he podido moverme de mi casa con el barro que tengo fuera de mi casa. Esta situación es muy dramática, creo que los daños arriba en los valles es muy grande", comentó.

Sin embargo, el efecto pudo ser peor, dice la dirigente gremial. De hecho, las lluvias alcanzaron la parte final del proceso productivo de la industria de uva de mesa en la región. “Si nos hubiera pillado con los temporeros en campamentos a lo mejor el tema hubiera sido más grave aún”, explica Arrieta.

En la Región de Atacama existen unas seis mil hectáreas de uva de mesa, siendo el mayor producto frutícola de exportación de la zona. Y justamente éstas fueron las más afectadas por las interminentes lluvias que afectan a la región desde el pasado martes.

Próximos Eventos