Domingo 20 de Septiempre de 2020

La capacitación y la competitividad del sector hortofrutícola

Mayo 29, 2009

Desde hace algún tiempo en FEDEFRUTA hemos estado apuntando a un problema bastante generalizado en la fruticultura y horticultura chilena. Se trata de la baja productividad de la mano de obra, la que afecta claramente la rentabilidad del negocio, y que ha quedado de manifiesto al realizar estudios comparativos con otros países competidores.

Una de las causas que subyacen bajo esta limitada productividad es la baja capacitación del trabajador agrícola, elemento que los gremios del sector agrícola hemos decidido atacar a través del sistema SENCE. Y hemos obtenido algunos logros. En los últimos 10 años, las empresas asociadas a los dos Organismos Técnicos Intermedios (OTIC) más importantes del sector hortofrutícola han capacitado a 113 mil personas. Además, los trabajadores de estas entidades han pasado de tener una capacitación cada 40 años a una cada 4 años. Un avance satisfactorio que desearíamos hacer extensivo a las empresas que aún no se asocian a las mencionadas OTIC.

Pero, ¿por qué existen empresas hortofrutícolas que no capacitan? Por ignorancia. Muchos no conocen que existe una franquicia tributaria que funciona como subsidio a la capacitación, que permite cubrir gran parte de los costos de los cursos. Otros saben de la franquicia, pero no se han atrevido a utilizarla. Los complica, les parece algo brumoso, pese a que el sistema es bastante sencillo, gracias a la ayuda de las OTIC y los Organismos Técnicos de Capacitación (OTEC). Y están también quienes equivocadamente ven la capacitación como una pérdida de tiempo y dinero.

Estos últimos, sin embargo, desconocen los frutos de la capacitación. La capacitación, por experiencia, genera aumentos en la productividad, reduce errores y recorta costos. Pero no sólo eso. Permite mejorar las remuneraciones de los empleados, incrementar su participación en el devenir de la empresa, aumentar su motivación y, por lo tanto, facilita mantener un positivo ambiente laboral. Por otro lado, el trabajador capacitado puede que se vaya, especialmente el temporero, pero normalmente vuelve. Así lo señalan los estudios.

Como se puede ver, los efectos positivos de la capacitación son múltiples. Es por eso que instó a los empresarios a aprovechar la franquicia tributaria SENCE y utilizar el sistema de los OTIC y OTEC. Al gobierno, en tanto, le solicito fortalecerlo y perfeccionarlo, permitiendo a los empresarios hacer libre uso de sus dineros y excedentes.

Próximos Eventos

1597276800 / 1600589612
1597795200 / 1600589612
1598400000 / 1600589612
1598486400 / 1600589612
1599004800 / 1600589612
1599609600 / 1600589612
1600214400 / 1600589612
1603843200 / 1600589612
1603929600 / 1600589612
1605052800 / 1600589612

Red de Colaboradores