Jueves 26 de Abril de 2018

Japón pone restricciones a exportación de cítricos de Copiapó

Mayo 31, 2007

Japón pone restricciones a exportación de cítricos de Copiapó
Frente a las condiciones adversas que afectan al sector frutícola de Atacama, debido a la presencia de un foco de mosca de la fruta en la comuna de Copiapó, que significará que el período de cuarentena va a alcanzar la época de cosecha de uva de mesa, ahora se suman otras dificultades.

Ello, porque según indicó Joseba Zugadi, Presidente de APECO, Japón puso restricciones en lo referente a la exportación del cultivo de limones. Lo que implica que "todo lo que se embarque a Japón debe ser fumigado en Chile", acotó el dirigente.

Al respecto Zugadi sostiene que Estados Unidos no ha puesto restricciones, lo cual es muy afortunado para los productores locales porque este país es el principal mercado.
Sin embargo, el presidente de APECO sostiene que el no ingreso del limón al mercado japonés impactará muy poco en la economía regional, porque este tipo de exportación es mínima.

En tanto, China también representa dificultades para los exportadores porque la mesa de uva variedad red globe en dicho país puede tener restricciones cuarentenarias por tres años, "y ese es el país que más complicado nos tiene hoy día", precisó Zugadi.

Por ello, los productores deberán desviar esta fruta a otros mercados diferentes a China.

Respecto a las reales posibilidades que tienen los exportadores para encontrar nuevos mercados, Joseba Zugadi sostiene que "siempre se cierran unas puertas y se abren otras, pero obviamente que dificulta y el tema se pone más complicado, suben los costos y logísticamente esto es más difícil. Pero esperamos que se logre erradicar la mosca de la fruta los primeros días de noviembre".

Actualmente, según indicó Joseba Zugadi, el mayor impacto del foco de mosca de la fruta es en la parte baja del valle de Copiapó, sector urbano de la ciudad que posee 300 hectáreas de uva de mesa y cinco plantas frutícolas, "el resto del valle aún no tiene problemas y esperamos que así sea", acotó el presidente.

MOSCA DE LA FRUTA

En Copiapó van 15 días sin apariciones "y con las temperaturas actuales esperemos que esto termine la primera quincena de noviembre o la primera semana de dicho mes".

Respecto a lo oportunas que pueden ser las medidas que el SAG ha definido para erradicar este foco, Zugadi señala que el organismo está haciendo lo que corresponde "dentro de las capacidades y recursos que tiene y lo importante es tratar que el clima nos ayude y se puedan cumplir los tres ciclos lo antes posible".

Consultado el empresario sobre los efectos que tiene este brote en los mercados internacionales, éste sostiene que Chile es el único país de Sudamérica libre de mosca de la fruta, "y eso es gracias a un trabajo conjunto entre el sector privado y público y representa el gran capital fitosanitario que nosotros poseemos y obviamente, que aparezca un foco de mosca de la fruta en Copiapó que es la primera zona exportadora del país es dañino en términos de imagen. Pero hay protocolos con diversos naciones que permiten igualmente exportar. Para ello, hay que cumplir varios pasos que sin mosca no serían necesarios, suben los costos, pero no estamos imposibilitados de exportar aunque hay un tema importante de logística, infraestructura capacidad de frigorífico que se ve afectado. Pero estamos en condiciones de exportar y todo hay que mantenerlo dentro de la justa medida y no se debe alarmar más de lo que corresponde".

FEDEFRUTA

Respecto a este panorama actual, Rodrigo Echeverría, Presidente de FEDEFRUTA, señala que hay una preocupación en el corto plazo, "lograr que esta infectación sea controlada y ese es el principal objetivo y todos los esfuerzos están enfocados hacia allá", precisó.

El presidente señala que "el mayor daño que se puede producir es la prolongación del problema y que no estemos listos para el comienzo de la temporada, que ocurre en los primeros días de noviembre y probablemente los últimos días de octubre".

Echeverría explica que "tras la última captura de mosca que haya, a partir de ese minuto tenemos que contar hipotéticamente en horas temperatura las tres generaciones que podrían provocarse y el cálculo depende mucho de lo frío o caluroso que sean los meses que vienen de aquí a la temporada".

El presidente sostiene que este foco de mosca de la fruta en la zona central del país, "habría sido un desastre, pero aquí confiamos que las temperaturas y los días luz que son mayor nos ayuden a poder pasar estas tres generaciones hipotéticas de mosca que deberían ocurrir hasta que se levante el cerco fitosanitario", precisó.

En este contexto, Rodrigo Echeverría sostiene que "se calcula que debiéramos estar terminando justo para partir los primeros días de noviembre. Por lo tanto, todas las cosechas que caigan dentro de este radio de 7.2 kilómetros de la zona donde se hicieron las capturas afecta a todos los cítricos que están cerca de la ciudad. Entonces los productores están complicados no solamente para sacarlos para la exportación, sino que también para sacarlos de la zona cuarentenaria que es lo más complicado. Eso afecta no solamente al mercado internacional, sino que también al nacional".

Respecto a los impactos, Echeverría sostiene que "definitivamente hay un impacto negativo y de hecho un mayor gasto para controlar esto, el cual es bastante importante".

Si bien, por ahora no hay cifras que indiquen cuales serán las pérdidas para los exportadores de cítricos, vale la pena señalar que indudablemente habrán fugas importantes.
El presidente señala que hasta el momento el SAG ha logrado erradicar la mosca de la fruta, "pero lo que nos preocupa es la persistencia y que siguen habiendo capturas. Entonces esa es la preocupación porque no se ha llegado al punto final o momento donde ya no hay más capturas", acotó.

Frente a las condiciones climáticas, Echeverría señala que "el frío beneficia la erradicación porque se detiene el vuelo, se detienen los ciclos entonces es mucho más fácil encontrarla".

Próximos Eventos