Domingo 27 de Mayo de 2018

Investigadores crean prototipo que mide daño en fruta cosechada

Abril 25, 2018

El equipo emula los movimientos que se producen en el proceso de traslado de la fruta y obtiene datos que sirven de base para optimizarlo.

Los constantes movimientos que sufre la fruta luego de su cosecha y antes de ser embarcada a su destino final de exportación, llevó a académicos de ingeniería de la Universidad de Talca (UTALCA), en conjunto con la Universidad de la Frontera (Ufro) y del Bío-Bío (UBB); a trabajar en una solución tecnológica a este problema, que genera un alto porcentaje de rechazo de la fruta una vez llega al mercado de destino.

Esta iniciativa que en primera instancia está diseñada para berries y cerezas, cuenta con el apoyo de Fondef y se denomina “Sistema de apoyo a la toma de decisiones para la cosecha de frutas basado en Internet de las Cosas”. El proyecto es liderado por el académico de la Ufro, Patricio Galeas, y el profesor Mario Fernández de la Facultad de Ingeniería de la UTALCA –quien es el director alterno- además de Luis Segura y Cristian Durán, ambos de la UBB, encargados de ejecutar distintas partes del proyecto.

El traslado de la fruta hasta la llegada a un mercado extranjero puede durar varios meses, por ello es fundamental el manejo previo de los productos para que no se deterioren”, señaló el profesor Mario Fernández de la Universidad de Talca.

AVANCES

A un año de iniciar su ejecución, el proyecto presenta importantes avances. En la UTALCA, el equipo que encabeza Fernández, ya construyó un primer prototipo que emula los movimientos que sufre la fruta luego de su cosecha y que permite obtener datos a través de sensores. “Creamos un sistema que fuese capaz de extraer información para elaborar un modelo de daño de la fruta desde su cosecha hasta el packing”, explicó el académico, quien trabaja junto a tres estudiantes de pregrado.

Las pruebas del dispositivo se desarrollan en terreno con productos reales de empresas de la zona de Curicó y de la zona de Yungay en la Provincia de Ñuble, que colaboran directamente la investigación.

Entre la información que se recogerá está el peso de la caja, los daños de la fruta y otras características que permitirán el análisis y la evaluación del efecto que se produce por el movimiento del producto al interior del contenedor. “Los académicos de la Universidad del Bío-Bío trabajan para generar el modelo matemático que pueda predecir cuál es la vida de los frutos, dependiendo de las condiciones que ha tenido”, expresó Fernández.

Durante el segundo año se espera mejorar el sistema para que cuente con comunicación en línea. Además, se trabaja en el desarrollo de un software basado en el modelo matemático que ayudará a la toma de decisiones de las empresas respecto a la extensión de vida de estas frutas que han aumentado sustancialmente sus exportaciones en los últimos años.

COLABORACIÓN

El proyecto es parte del trabajo conjunto que desarrolla la MacroFacultad de Ingeniería, que está conformada por estas tres casas de estudio estatales del centro sur de Chile. “El trabajo colaborativo ha sido muy positivo, hemos podido compartir experiencias, recursos tecnológicos y aunar capacidades en pos de un objetivo común. Además, las soluciones buscadas pueden ser aplicables a productos frutícolas de distintas regiones, lo que facilita que pueda ser extendido a nuevos productos”, precisó el profesor Fernández.

Fuente: Vivimos la Noticia

Próximos Eventos