Miércoles 21 de Noviembre de 2018

#Fruittrade2018: Discurso del Canciller Roberto Ampuero el encuentro anual de Fedefruta

Octubre 16, 2018

Sobre el Fallo de La Haya, de la Guerra Comercial entre los principales socios comerciales de Chile, y la fruta chilena como embajadora de nuestro país, junto con el trabajo y relato de los productores chilenos hacia los destinos, habló el Ministro de Relaciones Exteriores, en una presencia histórica para Fruittrade. A continuación, su exposición completa del acto inaugural con el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, y el Ministro de Agricultura Antonio Walker.

“Señor Ministro de Agricultura, Antonio Walker, presidente de la Federación Nacional de Productores de Frutas de Chile (Fedefruta), Señor Jorge Valenzuela, director de ProChile Jorge O’Ryan. Directorio y socios de Fedefruta, señoras y señores y todos quienes han llegado hasta acá, representantes y asistentes:

“En primer lugar, agradezco la invitación del presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, para participar en la inauguración de esta nueva edición de Fruittrade. Desde su origen, el año 2003, esta actividad permite ver los avances que Chile ha alcanzado, ha logrado, en el marco de este rubro en que hoy tenemos una posición de liderazgo mundial, de la cual nos sentimos muy orgullosos y los felicitamos a todos ustedes”.

FALLO DE LA HAYA

“Estamos en una semana, como ustedes lo saben, muy especial para nuestro país y, desde luego, para su política exterior (aplausos).

“Este lunes, la diplomacia chilena obtuvo un resonante éxito ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Estamos inmensamente satisfechos con este resultado que es fruto de un trabajo serio, responsable, coherente, profesional, consistente, a lo largo de estos últimos cinco años.

“Quiero decirles que también es expresión de algo que valoramos altamente y que todos los chilenos debemos valorar, y es que la política exterior de Chile es una política de Estado, lo que implica que en ella coincidan sensibilidades de distinto tipo, que habitan, cohabitan, debaten, conviven en nuestro país. Y eso es muy importante, ya que esta Política de Estado es la que nos da la fuerza, la coherencia, y nos hace también ser actores respetados y respetables en lo que es la arena internacional.

“Este es un sello de la política exterior de Chile, que inspira y conduce el Presidente de la República, Sebastián Piñera, y también del trabajo de nuestra Cancillería, de la cual debemos sentirnos muy orgullosos. Y quiero subrayarlo acá: me he encontrado en Cancillería con un equipo, un conjunto de personas dedicadas muy seriamente a su profesión, a representar los intereses de Chile, y que muchas veces trabajan bajo condiciones sumamente difíciles que no conocemos, y sin embargo allí están, muchas veces separados de sus familias, representando nuestros intereses, protegiendo a otras personas y lo que es defender la democracia, la libertad y el respeto a los Derechos Humanos.

“Hemos cerrado una etapa larga e importante. En ese sentido, quiero señalar algo que es bueno reflexionar en este momento: logramos un éxito rotundo en La Haya, Bolivia lo ha sentido, y lo importante ahora es mirar hacia el futuro. Lo importante ahora es que Bolivia reconozca del respeto del derecho internacional, reconozca la vigencia plena del Tratado de 1904 que establece a perpetuidad las fronteras de nuestros países, y también acate el fallo.

“Es lo que esperamos, y en la medida en que Bolivia cumpla con esto, podremos pasar a una etapa superior, donde creo que también todos ustedes pueden jugar un papel, una etapa superior en la que podamos trabajar, dialogar, integrarnos, sacar beneficios mutuos, una política que no se base en circunscribir a los gobiernos o los estados, sino una política comprehensive, como se diría en inglés, y que implica que todos los sectores sociales se involucren en esta tarea, una diplomacia que involucre a la academia, que involucre a la educación, que involucre a las Pymes, a los comerciantes, los exportadores, los científicos, desde luego a ProChile, Cancillería, a los parlamentarios. Estamos en condición en avanzar en ese sentido y creo que podemos sacar mutuos provechos de esto.

“Está bien, celebremos y estemos orgullosos de lo que hemos logrado, y de lo que significa en términos de respeto internacional, pero miremos hacia el futuro. Y Chile se tiene que caracterizar por eso, por tener una mirada de futuro, aceptando el pasado, aceptando los resultados de la Historia, aceptando los resultados de los tratados y los fallos, pero mirando hacia el futuro, mostrando un camino.

“Creo que ustedes también están invitados a participar, una vez que nuestros amigos y este pueblo hermano de Bolivia acepte, reconozca estas realidades que vienen de la Historia, de la firma de tratados y también de la Corte Internacional de Justicia”.

CHILE COMO PROVEEDOR DE FRUTA FRESCA

“Quiero subrayar que todo está inserto en lo que es la Política Exterior de Chile, y que ustedes también están dentro de la política exterior de Chile, porque me asiste la convicción profunda de que la política exterior de nuestro país comienza en su propio territorio, dentro de sus propias fronteras, y que la política exterior de Chile también incluye, por ejemplo, lo que ustedes hacen, lo que ustedes exportan, la fruta que llega a tantos países.

“Hace muy poco me tocó estar con el Canciller chino, Wang Yi, y nuevamente volvió a referirse a los productos nuestros. Y me decía ‘en realidad, las cherries, son fantásticas, y estamos esperando más cherries, que llegue mucha más fruta chilena también, porque estamos en condiciones de celebrar y de recibir aquellos productos de alta calidad, así también los vinos’.

“Yo quisiera compartir con ustedes, después de dicho esto, tres reflexiones.

“La primera, tiene que ver con la importancia que han adquirido los alimentos y, en particular, las frutas y hortalizas dentro de nuestra oferta exportadora. Los alimentos chilenos son producidos en condiciones únicas, protegidas por barreas naturales únicas. El Desierto de Atacama en el Norte, el Océano Pacífico al Oeste, la Cordillera de Los Andes al Este, y los campos de hielo en la Patagonia Sur. Esto debemos cuidarlo e implica una responsabilidad, un cuidado y una atención también al medio ambiente. Y además, implica una atención y un cuidado -y así lo ven las personas que van a consumir nuestros productos- sobre cómo nos tratamos entre nosotros, cuál es la relación y la situación de quienes trabajan en el proceso de la producción y exportación de fruta, cómo son sus condiciones sociales. Eso va a seguir pesando mucho. ¿Cuál es el rol de la mujer? ¿Cómo tratamos el medio ambiente? ¿Cuán responsables somos ante estos desafíos que adquieren creciente importancia a la hora de escoger una fruta o la otra? En este punto, quiero subrayar que nos asiste una responsabilidad especial en que vayamos más allá de ser exportadores de frutas deliciosas.

“En este sentido, yo les prometo la ayuda y el apoyo de la Cancillería, de ProChile, de Imagen de Chile, porque junto con esa fruta, debe ir algo que tenga que ver con el relato del país detrás, con el rostro de su gente, con quiénes somos, qué cultura, qué diversidad tenemos, qué rostros tenemos, qué colores tenemos. ¿Tenemos algo que contar más allá de exportar maravillosa fruta? Tenemos también paisajes, pero sobre todo personas, elementos que cada vez son considerados en forma creciente a la hora de elegir nuestros productos.

“Esta geografía nos ha permitido desarrollar una gran riqueza productiva que ha posicionado a Chile como importante productor agroalimentario mundial. En particular, nuestro país es el mayor exportador de fruta en el Hemisferio Sur, y líder exportador en el mundo de los arándanos, uvas de mesa, y ciruelas frescas. Esto quiero celebrarlo a ustedes, por haber logrado este resultado que, hasta hace poco tiempo en la Historia de este país, era impensable, inimaginable. Y lo han logrado ustedes, lo han logrado personas que los antecedieron y trabajaron en lo mismo, apostaron por esto, creyeron en la capacidad de los productos chilenos.

“Estos resultados no son casualidad. Son fruto de un trabajo que nosotros respetamos y que valoramos altamente. Y es un trabajo de hace décadas, que el país lo ha considerado como clave para su desarrollo, un trabajo en el que tanto el sector público como el privado han elaborado y cooperado, consiguiendo sinergias que nos han llevado a una situación de liderazgo. Esto hay que cuidarlo y cultivarlo.

“Desde el sector público, hemos sostenido procesos de apertura comercial, gradual y permanente, y a través de la suscripción de Tratados de Libre Comercio, la internacionalización de la oferta exportadora nacional, mediante la búsqueda de nuevo destinos, y de promoción de su oferta en los múltiples y principales mercados mundiales. De igual forma, el sector privado ha desarrollado un trabajo excepcional en la producción de una oferta de reconocida calidad, con atributos transversales. El desafío es mantener esa fiabilidad y mejorar en forma permanente los estándares de calidad”.

GUERRA COMERCIAL

“Otra reflexión que me gustaría compartir con ustedes, la segunda, es la siguiente: también es parte de las prioridades de nuestro gobierno, en esta industria de los alimentos, la tecnología y el valor agregado que está generando esta industria. El logro de contar con productos de alta calidad, con pocas pérdidas en su producción y posibilidades de llegar a distintos destinos, manteniéndose intactos, tiene que ver con una oferta desarrollada en paralelo al trabajo del productor, y forma parte de la cadena de valor, la cual permite mejorar la productividad, la sustentabilidad y el uso adecuado de recursos hídricos y energéticos.

“Concretamente, estos son servicios ambientales, consultorías y asesorías, desarrollo de software para alerta temprana de heladas, fertilización y cosecha, uso de drones, ingeniería para riego, biotecnología, servicios de investigación y desarrollo.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de ProChile, como el gran articulador de la promoción de nuestro país en los mercados internacionales y apoyo a las empresas para que puedan vender sus productos al mundo, continuará apoyando la internacionalización de la oferta de ustedes.

“Y mi tercera reflexión está vinculada con el clima de tensión comercial que existe hoy a nivel internacional.

“El modelo de desarrollo de Chile, el modelo que Chile ha escogido y le ha traído tantos beneficios (integración al mundo, modernización y logros evidente en la lucha contra la pobreza), tiene como un fuerte énfasis la apertura del comercio exterior, a la inversión extranjera, al libre movimiento de bienes y servicios, y el impulso del emprendimiento y la iniciativa privada. Y esto nosotros lo plateamos claramente, también, ante aquellos amigos con los cuales tenemos relaciones muy estrechas y compartimos valores profundos. Por más poderosos que sean, les planteamos nuestra visión y por qué seguimos interesados en el comercio abierto. Y no es una cuestión teórica. Es una cuestión práctica. Esta posibilidad de libre comercio y los mercados abiertos nos ha permitido lograr los éxitos que hemos alcanzado en los últimos decenios, y es indudable que cada chileno puede dar testimonio de aquello.

“Con 26 acuerdos comerciales que cubren el 85% del PIB mundial, Chile es uno de los países más abiertos del planeta, y como tal, tenemos allí una parte sensible, hay que reconocerlo, ya que en gran medida dependemos de que la libre entrada que exista en los mercados. Por eso, nosotros trabajamos, a nivel multilateral, compartiendo nuestras opiniones, tratando de convencer y subrayando a los países que están en una disyuntiva, de que la mejor alternativa no solo para Chile sino para muchas otras naciones, es desde luego el mercado abierto.

“En medio de la pugna comercial que enfrenta a nuestros dos principales socios comerciales, hemos reafirmado con consistencia nuestra creencia en el valor del libre comercio como motor del desarrollo, y trabajamos activamente por fortalecer los vínculos con todos nuestros socios. Por este motivo, a comienzos de septiembre, realizamos una gira a Vietnam, donde participamos en el Foro Económico Mundial. El único país que no pertenecía a al CEAN era Chile. Ahí verán el peso y la visión que se tiene de Chile, participando en este foro que se ocupaba fundamentalmente de cosas de futuro, exclusivamente de futuro, con la robotización, con la innovación, la ciencia, la tecnología, la nanotecnología.

“De eso estaba preocupada esa mesa a la que me invitaron a participar, no del pasado, sino del futuro que ya está tocando la puerta de cada una de nuestras casas. Y la semana pasada, acompañamos al presidente Sebastián Piñera en su visita de trabajo al encuentro con el presidente Donald Trump, en Washington, donde se habló de este tema en la reunión especial que se convocó en la OEA, y con anterioridad en la ciudad de Nueva York, en la Asamblea General de Naciones Unidas. Es decir, la posición de Chile es muy clara y nos aliamos con quienes comparten nuestra visión para ejercer influencias y mover las agujas en la dirección que nos corresponde, y que nosotros pensamos que es la más justa.

“Nuestro mensaje ha sido uno solo: Chile seguirá siendo un decidido promotor del libre comercio, y de un sistema multilateral, sólido y de reglas claras. Nuestra Cancillería que esta semana demostró que trabaja seriamente y merece la confianza de la población, trabaja este tema con la misma seriedad con que lo hizo para el tema de La Haya, con la misma consistencia”.

CONCLUSION

“Queridos amigos, no hay duda de que nuestra fruta es una gran embajadora de Chile en todo el mundo. A cada país donde llega, creo que es muy importante que pueda contar una historia, que tenga una historia detrás sobre nuestras personas, nuestra gente, sus costumbres, su visión, sus esperanzas. Es muy importante esta conexión entre las personas y la política exterior.

“La gente debe sentir en Chile que la política exterior tiene sentido para cada uno. Si la ven como usualmente ocurre en otros países, como una actividad lejana que hacen embajadas o una cancillería quizás, sin impacto en sus vidas, en sus ciudades, en sus regiones, es una política exterior que no es fecunda. En este sentido, se da este gran puente entre lo que es la inspiración de una política exterior con rostro humano y ustedes. Nos interesa que haya un impacto positivo en la vida de las personas, en la vida de las comunidades, en la vida de las ciudades, de las regiones, y que la gente diga ‘esta política exterior’ me concierne, me preocupa, la respaldo’.

“Esa es una tarea importante, y curiosamente una tarea donde actividades tan distintas -al parecer- como producir fruta, generar política exterior y tener una visión estratégica, se unen, se complementan y se necesitan.

“Quiero cerrar con esa invitación a que veamos los esfuerzos en forma compartida, y a que apuntemos con mucha ambición, realismo y con la calidad que tienen ustedes, hacia esto que es salir a conquistar nuevos espacios, nuevos mercados, nuevas posibilidades para el desarrollo de Chile y su gente. En este sentido, tengan la seguridad que van a contar con el pleno respaldo del Ministerio de Agricultura, de Cancillería, de ProChile y las instituciones que trabajan en la proyección de la imagen de nuestro país.

Les deseo mucho éxito en estas sesiones. Les agradezco enormemente la atención y también los saludos, las felicitaciones que me han entregado y hago extensivas a toda la Cancillería que trabajó en forma permanente y dedicada a este tema. Con esto, quiero desearles un gran día. Muchas gracias”.

Próximos Eventos

1527724800 / 1542804526
1532563200 / 1542804526
1533772800 / 1542804526
1534809600 / 1542804526
1538524800 / 1542804526
1540339200 / 1542804526
1540425600 / 1542804526
1542240000 / 1542804526
1569888000 / 1542804526