Martes 11 de Diciembre de 2018

Fedefruta discute los desafíos del durazno conservero con productores del Valle del Aconcagua

Noviembre 30, 2018

En los últimos años el rubro carozos ha debido enfrentar diversas problemáticas en cuanto a la productividad y eficiencia derivadas de la escasez hídrica que afecta al Valle de Aconcagua y a complicaciones en la comercialización del producto, entre otras causas.

Esto motivó la realización del seminario “Perspectivas y Desarrollo del Durazno Conservero en el Valle del Aconcagua”, actividad organizada por INDAP, con el patrocinio de Fedefruta y la Escuela de Agronomía de la Universidad de Aconcagua.

La actividad, que contó con la participación de destacados relatores, incluyendo el presidente de Fedefruta Jorge Valenzuela, tuvo como objetivo analizar el manejo técnico, desarrollo y evolución del mercado de carozos en la zona, abordando algunas mejoras que son posibles de implementar en la parte técnica y comercial. Esto, con el fin de dar mayor valor agregado al producto, así como buscar estrategias de riego en períodos de sequía, entre otras temáticas.

Al respecto el Gobernador de San Felipe, Claudio Rodríguez, junto con destacar la iniciativa, comentó que “estamos viviendo tiempos muy complejos, el cambio climático es una realidad que llegó para quedarse y con esta iniciativa se espera que se haga la reflexión, se busquen caminos alternativos y soluciones para abordar las plantaciones de durazno conservero que sean creativas e innovadoras y que permitan a los productores tener mejores oportunidades para enfrentar el mercado”.

Por su parte, el Seremi de Agricultura dijo que “este es un tema que van a tener que enfrentar en la medida que se asocien y trabajen en conjunto. Yo creo que uno de los aspectos más relevantes del taller fue que se instaló la iniciativa de crear la mesa del durazno conservero para ayudarles a la etapa de comercialización y mejorar la rentabilidad”.

Exposiciones

El seminario contó con la participación de cuatro relatores: Jorge Valenzuela, presidente de Fedefruta; Gamalier Lemus de INIA Rayentué; Felipe Rosas, Director Rconsulting Group S.A. y Waldo Lira, Director de la Carrera de Agronomía de la Universidad de Aconcagua.

Valenzuela puso en contexto el rol que juega en durazno conservero a nivel nacional y regional, fruta que en Chile tiene plantadas 8 mil 330 hectáreas, y de las cuales el 35,5% (2 mil 960 há), se encuentran en el Valle del Aconcagua. El dirigente recalcó sin embargo que, desde el 2008 a la fecha, la superficie regional de durazno conservero ha disminuido en un 9%.

El dirigente gremial se refirió a ejes importantes de su gestión como el fomento productivo y la reconversión/modernización frutícola, teniendo en mente la realidad del sector en la zona y sus principales desafíos a nivel de campo y de comercio, y la gestión del agua marcada por un serio escenario de escasez hídrica.

“Yo creo que lo importante es comprender que la solución a los problemas de un rubro pasa necesariamente por juntarse, organizarse y conversar” expresó Juan Jiménez, jefe del Departamento de Mercado de INDAP nacional. “Los agricultores deben comprender que hay cosas que ellos no van a manejar nunca como es el precio, pero si hay una serie de otras condiciones que si pueden manejar: el cómo comercializan y cómo gestionan su actividad predial”.

Uno de los expertos que expuso fue Felipe Rosas, Ingeniero Agrónomo, Director Rconsulting Group S.A. quien se refirió al tema de la comercialización: “Lo que yo les señalé a los agricultores y las autoridades es que tienen que retomar la mesa del durazno y que en forma asociativa y el apoyo de INDAP armen una pequeña bodega de embalaje de durazno para el mercado interno con una buena presentación. Creo que eso les puede subir el precio promedio y seguir vendiendo a las conserveras que siempre van a estar. Por lo tanto, ya está en manos de los productores seguir en este desarrollo”.

Cabe destacar que un 7,8 por ciento de la producción total de durazno conservero de la Región de Valparaíso corresponde a la Agricultura Familiar Campesina. San Felipe y Los Andes tiene entre 260-300 hectáreas de producción del fruto.

“La producción se ha visto afectada por la falta de agua, que disminuye el calibre y la cantidad que se produce y afecta finalmente el precio. El seminario me pareció interesante la parte de innovación, porque hemos pensado en cambiar de rubro, me llama mucho la atención la producción de frambuesas. Quiero probar con otros productos a ver cómo me va”, dijo Lorena Herrera, productora de duraznos de la comuna de Putaendo y actualmente usuaria del Programa de Desarrollo Local, Prodesal de INDAP.

Del total de productores INDAP de las Provincias de San Felipe y Los Andes que se dedican al rubro carozos en la Región de Valparaíso, en su mayoría pertenecen al Programa de Asesorías Técnicas (SAT) y el resto al Programa Prodesal. A través de los cuales reciben asesorías que permiten mejorar sus sistemas productivos.

El seminario se desarrolló en la sede de la Escuela de Agronomía de la Universidad de Aconcagua, comuna de San Felipe, y contó con la participación de más de 60 productores, usuarios INDAP, profesionales del Prodesal y extensionistas.

Próximos Eventos

1527724800 / 1544554333
1532563200 / 1544554333
1533772800 / 1544554333
1534809600 / 1544554333
1538524800 / 1544554333
1540339200 / 1544554333
1540425600 / 1544554333
1542240000 / 1544554333
1569888000 / 1544554333