Martes 17 de Julio de 2018

Experto caza plaga con feromonas

Abril 17, 2009

La palta es uno de los productos nacionales más apetecidos. Casi el 90% de la producción es exportada, principalmente a Estados Unidos y Europa, transformándose en una importante vía de ingreso de divisas al país.
Sin embargo, antes que los productores logren colocarlas en el mercado internacional, deben lidiar con problemas como situaciones climáticas adversas y enfermedades que afectan las plantaciones. Una de ellas es el Pseudococcus Claceolaraie, más conocido como "chanchito blanco".

Es una plaga agrícola que, debido al daño que provoca en las plantas, su alta capacidad para transmitir enfermedades y las restricciones cuarentenarias que imponen en el extranjero al detectarla en las exportaciones, se ha transformado en una de las más temidas. Afecta también a cítricos, berries y uvas.

Descubrimiento mundial

El profesor de la Católica de Valparaíso, Jan Bergmann, identificó y fabricó en su laboratorio la feromona sexual de la especie que permite detectar su presencia en los cultivos. El académico del Instituto de Química explica que los insectos se comunican entre ellos a través de sustancias volátiles llamadas feromonas que transmiten información de un individuo al otro. De esta forma, la hembra la libera, actúa como "perfume" y atrae al macho.

Se trata del primer descubrimiento de la feromona de esta especie del "chanchito blanco" a nivel mundial y su importancia radica en que identificar su existencia, facilita su control, más aún si se considera que está presente en todo el mundo.
La investigación es financiada por Fondecyt y por la Dirección de Investigación e Innovación de la PUCV y fue llevada a cabo junto a investigadores de la Pontificia Universidad Católica de Chile y con científicos de Nueva Zelanda.

Al sintetizarlo a nivel de laboratorio también es posible fabricarlo a escala industrial.
Uno de los usos es a través de trampas, cajas de cartón dentro de las cuales se coloca un dispositivo impregnado de la feromona, atrayendo a los machos. Otra es liberar la sustancia en grandes cantidades para "confundir" al macho e impedir que localice a la hembra y no se puedan reproducir. Además, se pueden instalar entre las plantaciones cintas poliméricas rociadas con este ingrediente para atraer a los bichos.

Manejo

El uso de feromonas es una de las medidas más usadas mundialmente y es parte del llamado Manejo Integrado de Plagas (MIP), que incluye además otros medios como son los pesticidas químicos y el control biológico a través de la introducción de bichos que se alimentan de la especie dañina.

En Chile, se utiliza la feromona para combatir las polillas que atacan a la manzana, a los carozos y a la uva, entre otros.

Desde el punto de vista medioambiental es un sistema limpio pues sólo afecta al chanchito blanco y no tiene efectos dañinos en el ecosistema, no deja residuos tóxicos en el ambiente y se usa en cantidades bajas.

"El uso de las feromonas no está muy difundido porque los insecticidas tradicionales son efectivos", dice el profesor Bergman, y enfatiza en la necesidad de un cambio de mentalidad. Agrega que el uso de la feromona le da valor agregado a la exportación porque en el extranjero se valora la utilización de medidas orgánicas de control de plagas.

Próximos Eventos