Viernes 27 de Abril de 2018

Energía y vías de acceso dañadas son las principales dificultades que afrontan los fruticultores

Marzo 3, 2010

Problemas para acceder a energía eléctrica y combustible, caminos y carreteras cortadas, pérdida en producción e incluso daños en bodegas e infraestructura de riego son parte de los problemas que han debido enfrentar los productores frutícolas tras el terremoto que azotó al país la semana pasada. Así lo reflejan los primeros resultados de una consulta realizada a partir del lunes por la Federación Nacional de Productores de Fruta (FEDEFRUTA) entre estos empresarios para conocer los daños y pérdidas en el sector, información que será entregada a las autoridades de gobierno.

Dentro de las 177 respuestas recibidas hasta las 9 horas del día de hoy (miércoles 3 de marzo), se indica que los principales problemas extra-prediales tras el terremoto tienen relación con el acceso a energía eléctrica o combustible, vías de acceso averiadas, dificultades en las comunicaciones y transporte, y daños en la infraestructura de riego extra-predial. Porcentajes menores hablan de ausentismo laboral.

Los productores más afectados subrayan que al no tener energía se ven impedidos de regar y conservar la fruta cosechada, y que la falta de agua imposibilita las aplicaciones de agroquímicos.

Respecto a los daños dentro del predio, los productores informaron que se vieron afectadas su infraestructura de riego (33,3% de quienes respondieron así lo señalaron), bodegas (26%) e instalaciones de frío (13%). Las respuestas también dan cuenta de daños en packing (14,7%), maquinaria (6,8%) y vehículos de transporte (6,2%). Muchos de ellos hablan de una probable demolición o de la total destrucción de oficinas, casas, bodegas, casetas de riego y muros divisorios .

La consulta, además, reflejó que habría algunas pérdidas en producción, ya que el 33,3% de los productores que contestaron señalaron tener algún grado de reducción en su producción debido al terremoto. Las especies más afectadas fueron manzanas, peras, ciruelas y kiwis, básicamente por caída de la fruta. También se reportaron caídas de paltas, duraznos y almendras, daños y colapso de parrones de kiwis y uva de mesa, quiebre de ganchos, y pérdidas en producción de arándanos, frambuesas y otras frutas por daños o derrumbe de bodegas y frigoríficos, falta de energía y agua, y ausentismo laboral.

La mayor parte de los productores habla de pérdidas de producción de entre 5 y 40%. Aunque no faltan informes que indican pérdidas de más de 80%.

Los viveros también reportan daños. Una empresa ubicada en la V Región señala tener pérdida de plántulas, destrozos en el laboratorio, contaminación y quiebre en programas productivos comprometidos con empresas extranjeras.

Regiones más afectadas

En las regiones V y Metropolitana el gran problema es la disponibilidad de energía eléctrica y el acceso a combustible. Las respuestas entregadas, especialmente aquellas del día lunes, informaban de bastantes dificultades para comunicarse y de daños en la infraestructura extra-predial.

En la Región Metropolitana los daños dentro de los predios son menores, concentrados en la infraestructura de riego, mientras que en la V región se informa de destrozos en infraestructura de riego (33%), bodegas (26%), packing (15%) e instalaciones de frío (13%)

En la VI Región el 90% de los productores que pudieron responder dicen tener problemas de energía. En esta zona, además, aumentan claramente quienes dicen tener vías de acceso cortadas o averiadas. Los daños dentro de predios, a su vez, aumentan en 5 o 10% respecto a lo indicado en la V Región.

En la VII y VIII regiones el 100% de los productores que responden indican no tener energía eléctrica o acceso a combustible. Respecto a las dificultades para comunicarse, en la VII Región el 68% dice tenerlas mientras que en la VIII el porcentaje es de 100%. El 40% de los empresarios de estos territorios, en tanto, indica vías de acceso con problemas.

El porcentaje de productores de estas zonas que señalan tener sus bodegas con destrozos o colapsadas es especialmente alto: supera el 50%. Hay diferencias, sin embargo en relación al resto de los daños. En la VII Región el porcentaje de productores con destrozos en infraestructura de riego es de 36% y aquel que dice tener daños en packing e infraestructura de frío es de 18%. En la VIII Región, en tanto, el 60% dice tener daños en la infraestructura de riego, y el 40% en instalaciones de frío y packing.

Abastecimiento asegurado, pero con retrasos

“En general quienes contestaron son los productores más afectados de las regiones V, VI y Metropolitana, por lo que no podemos decir que esta sea una imagen exacta de lo sucedido en la fruticultura. Además, aún no obtenemos muchas respuestas de la VII Región. No obstante, queda claro cuales son los principales problemas. Por lo mismo, y dado que el 60% de la fruta chilena de esta temporada aún no se exporta, es sumamente importante que las autoridades agilicen las medidas tendientes a normalizar el suministro de energía y combustibles y reparar las carreteras y caminos”, señaló Rodrigo Echeverría, Presidente de FEDEFRUTA.

“Si estos problemas son resueltos rápidamente no debería haber problemas de abastecimiento del mercado nacional y de nuestros clientes en el extranjero. Como efecto menor podría haber un retraso en los envíos”, añadió.

Datos de consulta

Al cierre del primer informe se habían reunido 177 respuestas, provenientes de productores frutícolas que voluntariamente rellenaron el formulario de consulta ubicado en el sitio web de FEDEFRUTA. Los empresarios señalaron tener sus predios en las regiones de Coquimbo (1,1%), Valparaíso (31,6%), Libertador General Bernardo O’Higgins (27,1%), Maule (12,4%), Biobío (5,6%), Araucanía (0,6%), Los Lagos (1,1%) y Metropolitana (18,6%).

Próximos Eventos