Lunes 20 de Agosto de 2018

Discurso de Juan Carolus Brown Bauzá, presidente de Fedefruta, en Seminario SNA

Mayo 30, 2014

Twittear




Trataré de mostrarles cuál es el peso del sector frutícola hoy en día en Chile, cuáles son las variables que, a mi juicio, podría calificarse como "endógenas", que son propias del sector y determinan el éxito o el fracaso de una temporada agrícola, y también cuáles son algunas de las variables "coyunturales", las cuales afectan no solo al sector frutícola sino a la agricultura en general.

Hoy en día, el cultivo de fruta de exportación en Chile recorre 2.800 kilómetros desde la III Región hasta la zona de Chile Chico, donde se producen cerezas. Tenemos un catastro de 28 mil productores, de los cuales -y quiero destacar esto- 19 mil son fruticultores con menos de cinco hectáreas. Allí entonces la importancia de la Reforma Tributaria que se está discutiendo en este escenario. El resto, los 9 mil, tienen en promedio 21 hectáreas. Toda esta labor se hace con la contratación de 450 mil personas durante la temporada, que se extiende prácticamente ocho meses del año. La fuerza laboral fija nosotros la estimamos en 150 mil trabajadores.

Dada la superficie, las principales especies de nuestra industria son uva de mesa, manzana, palta, nogales, ciruelos, olivos y cerezos. Ahora, si colocamos a los frutales en orden de venta, obviamente los cerezos y arándanos suben al segundo, tercer lugar. En total, cubrimos 300 mil hectáreas.

Aquí puedo mostrar un gráfico con el crecimiento que hemos tenido desde 1996, hasta una estimación que entregamos del 2015 en cuanto a ingresos de millones de dólares FOB. Se ve una baja el 2014 obviamente por causa de las heladas, pero creemos que nos recuperaremos el 2015, con niveles cercanos a los US$5.000 FOB en venta. Si en los noventa exportábamos un millón de toneladas, ahora enviamos alrededor de 2,6 millones.

Esta es efectivamente la uva que se desarrolló en Chile. Se llama IniaGrape-one, y para Fedefruta como para la fruticultura chilena, es un orgulloso tener la capacidad de contar con programas genéticos con fondos nacionales, públicos y privados.

Vamos a la contingencia…

Precios: La verdad es que hablar de precios en la fruta es difícil, porque tenemos temporadas de uva que parten en noviembre y terminan en mayo, y hay seis o siete mercados importantes. Sin embargo, creo que en general los precios de la fruta de Chile vienen en aumento lento pero seguro en los últimos años, y no veo que eso vaya a detenerse de forma brusca en las temporadas venideras. Allí coincido con el Ministro de Agricultura, Carlos Furche, con respecto a que la cantidad demandada de fruta es menor a la que se ofrece actualmente en el mundo, así que soy un optimista.

Mercados: Chile con sus Tratados de Libre Comercio cubre gran parte del mundo y creo que hoy en día nuestra fruta tiene mercados suficientes. Lo que hay que hacer es mejorar las condiciones de entrada de otras especies como paltas, carozos y nueces a China, especialmente. Tenemos que ver además a cuáles mercados estamos enviando nuestro fruta. Si bien contamos con muchas alternativas, no podemos concentrarnos en una sola. Hay que ver lo que está pasando hoy en día con la careza chilena en China.

Clima: Nosotros trabajamos en una fábrica que no tiene techo, por lo tanto siempre estamos sometidos a las inclemencias climáticas, como lo mencionó el Ministro. Este año esperamos, de acuerdo a los pronósticos atmosféricos, un año más lluvioso, y habrá que estar muy atentos en octubre a ver qué pasa con las heladas.

Tipo de Cambio: Seguramente los economistas sabrán más que yo, pero creo que las condiciones están dadas para que el tipo de cambio no baje. Me parece que el Banco Central se vio entorpecido por el IPC de abril para seguir con su política de disminuir la TPM, pero soy optimista en el sentido de que no nos veremos con un nivel del 15% menos que teníamos cuando el dólar estaba a $470, $480. Sin duda que para todo nuestro esfuerzo como fruticultores de exportación, el tipo de cambio actual se convierte en una multiplicación muy positiva junto con los precios que estamos alcanzando en los mercados.

Competencia: La más cercana es la uva de mesa del Perú. Si bien nuestro vecino es "monovarietal", si bien produce una sola variedad de uva de mesa, sin duda es importante su presencia.

Financiamiento: Unos más, unos menos, pero el BancoEstado se ha puesto a la altura así que, en ese sentido, estamos tranquilos.Lo que dijo el Ministro Furche con respecto a líneas Corfo que podrían venir a ayudar los agricultores que deban pasar de renta presunta a efectiva, nos deja un poco más satisfechos.

Política Agraria: Sin duda que el SAG, hoy en día, está tomando un segundo aire y ya lo dijo en entrevista el Director Ángel Sartori. Nosotros como Fedefruta y productores lo hemos podido palpar, y creemos que el SAG no solo debe luchar por su esencia que es la sanidad fito y zoosanitaria del país, sino por otros aspectos como la importación de vegetales y la sustitución de productos químicos, acciones que nos permitan competir mejor en el mercado internacional.

Mano de Obra: La escasez nos ha presentado serios problemas, si bien no esta temporada por efectos de las heladas, pero es un tema sumamente complicado. Creo que estamos en condiciones, como empresarios serios, de traer mano de obra del extranjero durante períodos de la temporada, y establecer las normas y reglas necesarias para que esto se haga respetando a los trabajadores locales y no deban bajar sus remuneraciones, ya que este es un problema de escasez, no de competencia.

Estatuto Laboral Agrícola: Es un proyecto de ley con indicaciones que está durmiendo en el Congreso hace bastante tiempo. Creo que ya vamos para el tercer año y nosotros como empresarios frutícolas no debemos tenerle miedo a los sindicatos. Una relación entre la administración y el sindicato lleva a que la empresa ande mejor. Queremos y necesitamos adecuar la disponibilidad de mano de obra a los requerimientos propios de nuestro trabajo. A veces debemos trabajar en horarios que no son como los de un centro comercial, y requerimos una flexibilidad. El capital de trabajo es fundamental para el éxito de cualquier empresa, teniendo en cuenta que el capital no puede abusar del trabajo, y que tampoco el trabajo puede ahogar al capital.

Paros portuarios: Es un tema que a los productores y exportadores de fruta nos tiene agobiados. Ya llevamos dos paros y su reiteración en plena cosecha puede echar abajo todo lo que hemos conversado anteriormente. Nosotros como Fedefruta ya hicimos una visita a la Comisión de Agricultura de la Cámara Alta para abordar el asunto, y saludo al senador Iván Moreira, que está presente. Nos quedó claro que para los senadores hay una situación de completo desequilibrio, que básicamente somos la moneda de cambio de estos conflictos en los cuales no tenemos arte ni parte. Y seguiremos insistiendo en una ley para que los perecibles no estén afectos a paro.

Reforma Tributaria y Código de Aguas: Ya se ha discutido largamente, peor sin duda son otros temas que debemos tener en la pantalla. Espero que la ansiedad no se convierta en una preocupación permanente y el diálogo realmente sea fructífero, porque si el gobierno está dispuesto a preguntarle a alguien, es porque entiende que esa parte tiene argumentos sólidos que pueden llevar a una mejor solución.

Ahora, quiero transmitir que nosotros como Fedefruta estamos optimistas, creemos que Chile está en muy buen pié afuera, pese a que debemos solucionar problemas internos como el caso de la Lobesia botrana, sin duda, sin embargo el SAG está dando los pasos correctos. Esa es nuestra visión, confiemos en la fruticultura chilena.

Por último, quiero convidarlos a todos a la PMA Fruittrade Latin America. Nos estamos poniendo los pantalones largos con nuestra habitual Rueda Internacional de Negocios, con nuestra habitual Convención que este año se realiza el 12 y 13 de noviembre.

Próximos Eventos

1527724800 / 1534782434
1532563200 / 1534782434
1533772800 / 1534782434
1534809600 / 1534782434
1538524800 / 1534782434