Domingo 21 de Octubre de 2018

Diario Chañarcillo sobre ida de Fedefruta con SNA a zona de la catástrofe en Atacama

Abril 14, 2015




Atribulados al observar el estado en que quedó el predio del agricultor copiapino Angelo Ghiglino, en el sector Punta Negra, tras el paso del aluvión el 25M,dirigentes de asociaciones gremiales vinculadas al sector agrícola y frutícola, dieron a conocer a Diario Chañarcillo, sus impresiones de lo observado en un primer recorrido hacia el valle, llegando hasta San Antonio. El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, Patricio Crespo; de FEDEFRUTA, Juan Carolus Brown; de APECO, Lina Arrieta indicaron que los antecedentes recabados serían dados a conocer el próximo lunes en la reunión que sostendrán con el Ministro de Agricultura en la capital.

El primero en referirse a lo observado hacia el valle fue el presidente de FEDEFRUTA,señalando “Hemos recorrido bastante en pocas horas, varios lugares al interior del valle llegando hasta San Antonio, cuatro o cinco lugares y la verdad que los destrozos yo no me los imaginaba porque lo que muestra la televisión no dan el real nivel de destrozos y aquí hay un problema muy serio, porque si bien hay agricultores grandes con daños medianos y agricultores medianos con daños grandes y esos son los que hay que ayudar más porque tienen menos capacidad de recuperación, sin duda que hay que tratar de ayudarlos a todos pero los medianos con daños grandes yo creo que es ahí donde está el problema más importante”.

En cuanto a la velocidad para prestar ayuda y apoyo a los agricultores y lo que han conversado con los agricultores al efectuar el recorrido, Brown “dentro de las cosas que hemos conversado con los fruticultores es que de repente hay que tomar decisiones de hecho, no podemos estar esperando decretos, permisos, trámites, burocracia, creo que hay situaciones que son absolutamente inmediatas y si bien es cierto la autoridad que ha venido acá si bien ofreció ayuda, esa ayuda cayó en el limbo de la burocracia y aquí la fruta no puede esperar”.

Posteriormente Patricio Crespo, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, fuertemente impactado por lo que observaba, indicó “Mi primera impresión es que aquí tenemos varias dimensiones, varios sentimientos, el primero es el drama humano que aqueja a la familia copiapina, atacameña lo que golpea en el alma y hace que nos embargue una tremenda congoja por lo sufrido por este desastre natural que no se puede atribuir mayor responsabilidad a nadie, sino que a la naturaleza y quizá la falta de previsión tan propia de nuestra cultura magnificó y agrandó las secuelas y las consecuencias que observamos y lo segundo es constatar el tremendo daño material que compromete muy significativamente el potencial productivo de la región, no es el minero que tiene sus propias lógicas y sus propias capacidades, pero aquella fracción de la población copiapina que vive de la agricultura tiene seriamente comprometida sus fuentes laborales”.

En relación a la información sobre daños recabada en terreno con los agricultores y fruticultores, Crespo, indicó “el daño a la infraestructura es inmenso, lo que más nos preocupa en la hora presente es la infraestructura de riego, la reparación de los sistemas, reencauzamiento de los cauces, reconstrucción de las bocatoma en las aguas superficiales, limpiar y rehabilitar las redes de conducción, que en el caso de esta propiedad agrícola según su propietario que tiene el canal encauzado con un tubo de 40 cms. de más de un kilómetro de extensión que está totalmente colmatado con barro y eso irrecuperable, en definitiva para donde uno se da vuelta aquí hay miles de hectáreas sin poder ser regadas ya, las plantas se ven vivas, las parras respirando, pero sin reposición de agua se están intoxicando porque dada la salinidad del suelo es el agua que se diluya esa salinidad, aquí está en serio riesgo la sobrevivencia de lo que se salvó, hay una pérdida estimada en mil hectáreas de las cuales quinientas irremediablemente perdidas y las otras quinientas con posibilidad de ser rehabilitadas, pero del total que sobrevive sino restablecemos rápidamente la capacidad de riego en esta zona todo este emprendimiento agrícola, creo que tenemos el serio peligro de perderlo todo”.

Tras la visita de Brown acompañando a Crespo y Arrieta, la SNA estimó preliminarmente daños en más de 900 hectáreas de parrones y en unas 1000 hectáreas de olivos y hortalizas. El cálculo se hizo luego de realizar un recorrido por 19 predios afectados por las lluvias y aluviones.

Próximos Eventos