Miércoles 25 de Abril de 2018

Cuantiosos daños dejaron heladas en Región de Coquimbo

Julio 17, 2007

En ocho mil se calcula las hectáreas dañadas en las provincias de Limarí y Elqui por el fenómeno climático de las heladas, cantidad equivalente casi a un tercio del total de hectáreas de frutas y hortalizas de esas dos provincias. En el solo rubro de paltas, la producción se verá mermada en un 40 por ciento.

La información, obtenida por la Sociedad Agrícola del Norte y el Nodo Hortofrutícola de Fedefruta, fue dada a conocer el viernes por el Presidente de la primera, Eugenio Munizaga Rodríguez, quien señaló que dichos datos fueron cotejados con los que maneja la Secretaría Ministerial de Agricultura, organismo con quien se acordó fijar una reunión ampliada del sector para el día miércoles 18, a las 12 horas, en salones de la entidad gremial.

Carlos Erler Godoy, dirigente del gremio, indicó que los chacareros de Pan de Azúcar acusan casi un 100 por ciento de cultivos quemados por las bajas temperatura, lo que significará una merma de flujo al mercado de primores.
En cuanto a las producciones de chirimoyas, paltas, cítricos y papayas, se indicó que habrá que talar una parte importante de plantíos en los huertos, lo que significará un retroceso y freno de a lo menos 5 años, si es que dichas especies son posibles de reponer.

En tal sentido Munizaga Rodríguez advirtió que ya ha presentado al SEREMI del agro, un paquete de propuestas, las que deberán ser ratificadas el miércoles. Entre ellas figura la solicitud para que se declare zona de catástrofe a la IV Región. También se espera lograr que el Banco del Estado pueda reprogramar a mediano plazo el servicio de los créditos que los productores pequeños y medianos solicitaron este año, ampliando la cobertura para poder disponer de capital de trabajo para otra temporada. Igualmente se ha sugerido la necesidad de ampliar los alcances del sistema de bonificación para la captación de mano de obra, en este caso que dicho beneficio permita mantener los puestos de trabajo y evitar así la cesantía que provocará la merma de labores estacionales.

En la reunión ampliada, por último, los agricultores de la zona realizarán un catastro definitivo de las áreas afectadas.

Próximos Eventos