Jueves 20 de Septiempre de 2018

Crisis generalizada de la fruticultura

Agosto 20, 2007

El Sr. Ministro se ha referido a la crisis que afecta a la agricultura centralizándola en la uva de mesa, sin embargo, la crisis va mucho más allá de la principal fruta de exportación y abarca a los duraznos, nectarines, damascos, ciruelas, entre otros. En definitiva más del sesenta por ciento del sector frutícola está en una verdadera crisis.

Lo expuesto quedó en evidencia en el último cónclave de la fruta que congregó a cerca de 2000 productores que asistieron en la ESPERANZA DE ENCONTRAR ALTERNATIVAS DE SOLUCIÓN PARA LA DIFÍCIL SITUACION que los afecta. Dos temporadas o más con resultados en rojo obliga a buscar mitigaciones.

Agrava lo expuesto si se tiene presente que el producto del sector frutícola corresponde al 30.5 del PIB silvoagropecuario, LO QUE TRASFORMA EL PROBLEMA DE ESTE SECTOR EN UN PROBLEMA PAÍS.

De tal manera que la trascendencia que implica la crisis frutícola repercutirá en el empleo afectando a trabajadores, pequeños y medianos productores y por ende al país entero.

Estimamos que los graves problemas que afectan a la fruticultura no son sólo de productividad, en donde algo podemos mejorar, pero el problema tiene un horizonte bastante más amplio que pasa indiscutidamente por el bajo tipo de cambio que no mantiene valores de equilibrio para la fruticultura, pues el aumento exponencial de los costos impiden efectuar comparaciones con el valor de años anteriores pues no puede dejarse sin análisis el aumento importante de las remuneraciones que representan un 60% o más de los costos, las alzas en el precio de los agroquímicos fertilizantes y en general de los combustibles, no permiten hacer una comparación respecto al valor del dólar de 3.5 u 8 años atrás períodos en que los costos asociados eran muy distintos a los actuales y el precio del dólar muy superior a aquel vigente en la actualidad.

Todo esto resta competitividad a la fruta chilena, que dejará fuera de mercado, incluso a buenos productores y es mucho más frecuente observar pérdidas repetidas que utilidades razonables.

Compartimos con el señor ministro su terminante rechazo a la toma de una importante empresa frutícola en Buin que lesiona nuestro ordenamiento jurídico y que dificulta aún más los procesos de competencia y al mismo tiempo obstaculiza el trabajo seguro y estable dentro del marco de la ley.

Del mismo modo compartimos sus deseos de obtener jornadas de trabajo diferentes acordes con el trabajo agrícola y agregamos que es necesario una mayor adaptabilidad en la legislación laboral que permita una relación armónica entre trabajadores y empleadores que limita el libre ejercicio empresarial y el de sus trabajadores.

Respecto a las tarifas del SAG, de acuerdo con el último dictamen de la Contraloría General de la República serán de cargo del país entero, pues se trata de un servicio público y deberá gravar, sin duda alguna a todos los contribuyentes, avance importante.

Otro factor que ciertamente debilita la competitividad son las alzas de energía eléctrica que con el cambio de las reglas del juego harán más gravoso el proceso productivo. Situación que no podemos aceptar y para ello ejerceremos todos los derechos, dentro del marco legal que nos rige y que no vacilaremos en hacerlos efectivos.

Con todo no perdemos la confianza ni el optimismo en nuestra fruticultura y esperamos que ese esfuerzo sea secundado por claras políticas de gobierno frente a problemas que aquejan a la actividad y que afectan al país entero.

Próximos Eventos

1527724800 / 1537485230
1532563200 / 1537485230
1533772800 / 1537485230
1534809600 / 1537485230
1538524800 / 1537485230