Lunes 3 de Agosto de 2020

Consideraciones al emprender la poda invernal para determinación de la calidad y cantidad de fruta

Junio 15, 2012

La poda de los árboles frutales adultos se relaciona directamente con la producción de fruta, tanto en su cantidad como en calidad. El equilibrio entre la cantidad de madera y de fruta producida resulta fundamental. Su modificación puede llevar a obtener poca fruta grande en plantas vigorosas o mucha fruta pequeña en plantas debilitadas. Si bien existen variedades muy nobles que resisten una poda “rápida”, en otras se puede acrecentar el rameado de fruta y el añerismo. En variedades dardíferas o spur es preciso realizar la renovación de yemas todos los años y de manera gradual, por lo que un año sin poda agravaría la alternancia que las caracteriza.

La poda de invierno implica dos tareas conjuntas: poda y atado de ramas. En este momento del año la tijera debe ir asociada al hilo de atar, ya que el podador que decide dejar una rama muchas veces lo hace pensando en la posición que debiera tener. Es por esto que el atado no puede hacerse en otro momento o dejarlo en manos de otra persona.

La inclinación de las ramas condiciona el desarrollo de las yemas. En ramas verticales, el mayor vigor se encuentra cerca del ápice disminuyendo hacia su base. Por ello en ramas con esta orientación se desarrollan brotes en el ápice. En las ramas que se encuentran en posición horizontal, ocurre lo contrario, se observa una mayor brotación en la base y pierde importancia la yema apical. En ramas con ángulos entre 45º a 60º, existe predominio de la yema apical pero con brotación más homogénea. Esta es la posición a lograr con el arqueo y atado de ramas.

Es muy importante conocer el hábito de fructificación de las diferentes variedades de peras y manzanas. De acuerdo a la composición genética de la variedad tendremos distinto comportamiento en cuanto a la forma de crecimiento y fructificación del árbol.

En manzanas del grupo de las Galas, Cripp’s Pink y Granny Smith, la fruta se produce mayoritariamente sobre brindillas y ramas de tres años de manera regular. Por esta razón no requieren despuntes sino renovación una vez que se endardan hacia atrás o da una nueva brindilla. Las variedades dardíferas como Red Chief, Braeburn y Chañar que producen en lamburdas sobre madera de dos o más años, la poda debe orientarse a renovar y ralear dardos (lamburdas) y regular así la carga de fruta.

En perales es bastante común el crecimiento excesivo, con numerosos chupones en la parte superior de los árboles. Se recomienda eliminarlos en verde para facilitar la entrada y distribución de luz en toda la copa y evitar la competencia por nutrientes con la fruta. La poda en general está vinculada a mantener todas las ramas finas y ubicadas en los laterales que son las que producirán flores. Existen variedades más vigorosas como B. D’Anjou y otras que requieren otro tipo de manejo. Un ejemplo es la pera Abate Fetel en la que es necesario dejar cargadores laterales, es decir primero se conserva material nuevo sin despuntar que luego de endardado debe despuntarse para obtener fruta.

Otras consideraciones

Para trabajar en la poda debe tenerse en cuenta el ambiente característico de este período: las bajas temperaturas y las heladas. La vestimenta debe permitir moverse con destreza, desabrigarse gradualmente, mantener los pies secos y prevenir resbalones al subir la escalera. Es preciso llevar a cabo la revisión y reparación de las escaleras en cuanto a la cantidad y el ajuste de los tornillos, el estado de largueros y escalones y contar con la soga o cadena de seguridad. Es una condición que las tijeras y serruchos estén afilados al comenzar la tarea porque se evitan así las heridas en las manos del podador y desgarros de ramas, por lo que se hace necesario también tener a mano la piedra de afilar.

Para lograr la eficacia en la tarea de poda, se deben conocer las formas de crecimiento y de producción de fruta que tienen las diferentes especies y variedades, adquirir destreza y habilidad para ejecutarla, y disminuir los riesgos de accidentes con una correcta organización y planificación del trabajo.

Próximos Eventos