Viernes 25 de Mayo de 2018

¿Conoce a Mr. Kale?

Diciembre 19, 2016

Diferenciarse de la competencia, obtener mejores precios y proyectar la producción de kale orgánico hacia la incursión de nuevos productos y mercados, es el plus que le otorgó al empresario Gonzalo Fernández la obtención, con apoyo de Corfo y ejecución de Fedefruta, de la certificación orgánica de esta nueva hortaliza.

El agricultor de San Antonio, que ya contaba con certificación orgánica para su viñedo El Ermitaño, en el Valle de Leyda, hace unos dos años, importó desde EE.UU semillas orgánicas de kale, interesado en las propiedades que se le atribuyen a esta hortaliza rica en calcio, hierro, y vitaminas, que actúa como inflamatorio, antioxidante y reestructurador del sistema digestivo.

“Contar con certificación orgánica me permite diferenciarme de otros productores que pudieran ingresar al negocio, dado que no se obtiene de un día para otro”, puntualizó Gonzalo Fernández.

Explicó que, asesorado por Fedefruta, Agente Operador Intermediario de Corfo, obtuvo un co-financiamiento correspondiente al 50% del monto total de la certificación orgánica, a través del Programa de Fomento a la Calidad, FOCAL.

Ver además – Kale: Productor de San Antonio se aventura con atractiva hortaliza orgánica

El objetivo de este instrumento es apoyar a las empresas en el mejoramiento de la productividad y competitividad, a través de un incentivo a la implementación y certificación de normas técnicas de sistemas de gestión y de productos o de protocolos, para acceder a mercados más sofisticados o de exportación.

El productor de San Antonio contó que así fue cómo logró obtener la certificación orgánica, otorgada por ARGENCERT, entidad acreditada por SAG para este fin. Aseguró que más delante le pondrá una etiqueta, acorde a la reglamentación, informando al consumidor que su kale es orgánico. No obstante, indicó que “el solo hecho de estar certificado me permite comercializarlo a un precio mayor que los que no lo están”, manifestó.

Capculas de Kale

NUEVOS MERCADOS

Gonzalo Fernández , quien busca posicionarse como Mr. Kale, manifestó que actualmente comercializa la hortaliza en diferentes segmentos, tales como restaurantes, tiendas gourmet, fábricas elaboradoras de jugos de kale, y casa a casa de veganos y vegetarianos.

Como buen emprendedor, anunció que en conjunto con un laboratorio se apronta a lanzar un nuevo producto al mercado, para lo cual contar con la certificación orgánica fue crucial.

“Si yo no hubiera estado certificado no habría podido participar en esto, porque ese laboratorio trabaja solamente con productos orgánicos, nada que sea químico”. En cuanto al producto comentó que se trata de “unas cápsulas adelgazantes a base de kale, porque éste contiene un alto contenido de fibra que ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema digestivo. Esta es la última innovación de Mr. Kale”, exclamó Fernández, con entusiasmo.

CERTIFICACION ORGANICA

En Chile, la producción orgánica se rige por la Ley N° 20.089, que define a los productos orgánicos como aquellos provenientes de sistemas holísticos de gestión en el ámbito agrícola, pecuario o forestal, que fomentan y mejoran tanto la salud del agroecosistema como también la biodiversidad, los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo. El objetivo de la ley es asegurar que los productos orgánicos sean producidos, elaborados, envasados y manejados de acuerdo a la normativa.

Un producto orgánico para ser reconocido como tal, debe cumplir con lo establecido en la Norma Chilena de Producción Orgánica y estar certificado por una entidad debidamente acreditada y registrada. Esta certificación se puede realizar por medio de entidades de certificación y por organizaciones de agricultores ecológicos. En ambos casos se debe cumplir con la normativa vigente y es la autoridad competente quien fiscaliza, para asegurar al consumidor que el producto cumple con la calidad indicada. Cuando se realiza por medio de las entidades de certificación, los productos se pueden comercializar a terceros, tanto en Chile como en el extranjero, mientras que cuando es a través de las organizaciones de agricultores ecológicos sólo es posible comercializar los productos directamente al consumidor final y en el mercado interno.

Próximos Eventos