Category Archives: sanitario

Luis Schmidt: “Indonesia tiene un alcance insospechado”

A mediados de diciembre Chile firmó un Acuerdo de Asociación Económica Comprehensivo (Comprehensive Economic Partnership Agreement, CEPA por sus siglas en inglés) con Indonesia, a través del cual las exportaciones chilenas podrán ingresar con preferencias arancelarias a la cuarta nación más poblada del mundo. De esta forma, Chile se transforma en el primer país sudamericano con el que Indonesia firma un acuerdo comercial de este tipo. Continue reading

Nueva oficina del Programa Lobesia botrana se abre en la comuna de Parral

El equipo centrará sus funciones específicamente en las comunas de Retiro y Parral, localidades que anteriormente eran fiscalizadas por funcionarios del Servicio de la provincia de Linares. Dada la necesidad de contar con personal exclusivo para el desarrollo de esta funciones en forma local, es que el Jefe de Oficina, Pablo Ibáñez, en conjunto con las unidades técnicas de Lobesia Regional y protección Agrícola, decidieron poder establecer una oficina de dicho programa en la comuna.

Al respecto, el Jefe de oficina, Pablo Ibáñez, mencionó que “el último trimestre del 2017, como oficina, vimos la necesidad que tenía la comunidad de tener un apoyo más cercano en las actividades que realiza el programa de Lobesia botrana, y por ello se decidió coordinadamente abrir esta nueva oficina comunal”.

Las labores de coordinación del programa en la comuna estarán a cargo del Supervisor Técnico Reynaldo Lavín, quien liderará las acciones del equipo de trabajo.

El directivo aseguró también que esta apertura facilitará la gestión de solicitudes de los agricultores que se encuentran dentro del programa y que deben realizar labores técnicas, así como también poder dar solución a todos los demás requerimientos de los usuarios/as.

La dirección de esta nueva oficina técnica del SAG es Aníbal Pinto N°501. Parral, teléfono 73 – 2512124.

Con estudios de Manejo Integrado de Plagas nuevo proyecto apuesta a disminuir chinche pintada

Para ello,  el equipo de trabajo en pleno se reunió para dar los primeros pasos en la programación de las actividades del proyecto durante el año.

La iniciativa adjudicada por el INIA se titula “Desarrollo de un sistema de manejo integrado con bajo impacto ambiental orientado a mitigar las poblaciones de la chinche pintada (Bagrada hilaris) para una horticultura sostenible y competitiva”.

Cuenta con el financiamiento de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), entidad que busca mejorar la competitividad de los productores de brásicas de las regiones Metropolitana y de Valparaíso de forma sustentable, ante la presencia de una nueva plaga para Chile altamente polífaga y que ha generado un uso indiscriminado de insecticidas.

La iniciativa tiene una duración de 3 años (2018-2021) y se propone generar información sobre la base de aspectos biológicos y ecológicos de la plaga, teniendo como ejes principales reducir las poblaciones a través de alternativas ecológicas y económicamente viables.

El equipo de trabajo lo confirman Nancy Vitta, Patricia Estay, Natalia Olivares, Ernesto Cisternas, Fernando Rodríguez, Eduardo Tapia y José Lagos, además del apoyo de técnicos de campo y laboratorio.

Una de las  estrategias de mitigación que se propone en este proyecto es el uso de cepas nativas de hongos entomopatógenos (HEP) provenientes del banco de recursos microbianos del INIA. Otra estrategia agroecológica que plantea el proyecto es la siembra de cultivos trampas que consiste en la siembra de una especie más atractiva para la plaga en los bordes o adentro del cultivo principal.

La ingeniero agrónomo Nancy Vitta, directora del proyecto manifestó que, “hay condiciones climáticas variables que pueden favorecer la dispersión de la plaga a otras regiones y por eso es importante abordar esta plaga a través de estrategias de manejo adecuadas para su mitigación”. En este sentido, el trabajo conjunto con los productores es fundamental, precisó. “Es muy importante que los productores aprendan acerca de la biología, su comportamiento y los principios del Manejo Integrado de Plagas”.

El cronograma establece un plan de trabajo con el agricultor y entidades asociadas al proyecto que tienen el compromiso e interés de solucionar este problema, aspectos claves para hacer un manejo y control adecuado de la plaga.

Participan la Agrupación de Agricultores Lampa hilaris de Lampa, el Grupo de Transferencia Tecnológica (GTT) Agricultura Orgánica, el GTT Hortalizas de Hoja de la misma localidad, equipo Prodesal y otros productores.

Patricia Estay, coordinadora nacional de sanidad vegetal del INIA agregó que “es necesario comenzar un programa intenso de investigación en chinche pintada y comprender aspectos tales como el historial de vida por estaciones de B. hilaris en Chile en cultivos y maleza, identificar la presencia y el impacto de enemigos locales naturales, incluidos depredadores, parasitoides y patógenos. Comprender la distribución y presencia de maleza, en particular aquellos en las brásicas importantes para la biología estacional de la plaga”.

El compromiso de todo el equipo es fundamental para gestionar exitosamente este proyecto. Así al menos lo manifestó Nancy Vitta. “Aquí todos son importantes. Desde los productores hasta los profesionales de extensión del INIA y del INDAP, investigadores, entidades reguladoras (SAG) y organismos de financiamiento como FIA y el Ministerio de Agricultura”.

Agregó que “tanto INIA La Cruz como INIA La Platina cuenta con un área de entomólogos especializados y con vasta trayectoria que sumado a los equipos de transferencia y extensión haremos un muy buen equipo de trabajo para sacar adelante esta iniciativa a través de estrategias de manejo y tecnologías que sean sustentables”.

Recordemos que el chinche pintada fue detectado en Chile en septiembre del 2016. Los productores de brásicas en la localidad de Lampa y otros sectores sufrieron graves pérdidas debido al daño causado por la plaga.

De acuerdo a los datos del INIA sólo en Lampa, evaluaciones preliminares establecieron que de un total 54 hectáreas destinadas a la producción de diversas especies de brásicas para consumo fresco, 65% de ellas fueron gravemente afectadas por la presencia de la plaga durante 2016. En el sector de Curacaví, el nivel de daño fue del orden de 10% de pérdidas y en la Región de Valparaíso 21.3 hectáreas de cultivos fueron afectados.

La producción de brásicas en Chile es de gran relevancia social y económica, puesto que en su mayoría es desarrollada por medianos y pequeños agricultores. De una superficie aproximada de 4 mil hectáreas distribuidas a lo largo del territorio nacional, las especies de mayor importancia en superficie corresponden a repollo (1.598 ha), coliflor (1.230 ha) y brócoli (1.046 ha), siendo las regiones donde se concentra la mayor superficie de especies cultivadas de esta familia las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, del Libertador Bernardo O´Higgins, y del Maule.

Certifican explosivo aumento en la exportación de cerezas desde Malleco hacia China

En 2016, el SAG en Angol certificó la exportación de más de 219 mil cajas de cerezas, lo que en la temporada 2017 aumentó de forma explosiva, certificando más de 482 mil cajas, lo que anticipó un nuevo período en alza de exportaciones. Así lo destacó el director del SAG Araucanía, Eduardo Figueroa Goycolea.

Este pequeño carozo de sabor y aroma intenso, es un fruto codiciado y no solamente como un alimento, ya que en muchos hogares asiáticos es usado como adorno o valioso regalo, especialmente en la época de año nuevo chino.

China es el principal mercado de destino de las cerezas que se cultivan en la provincia Malleco. En 2017 se inspeccionaron más de cinco millones 500 mil cajas de fruta, entre manzanas, arándanos y cerezas a diversos destinos del mundo.

Sólo en diciembre se inspeccionaron 994.601 cajas de frutas, lo que corresponde a un aumento de un 56,7% en relación con 2016, donde se certificaron 431.227 cajas

Actualmente Chile representa el 85% de la producción de cerezas del hemisferio sur, siendo protagonista en la producción de contraestación.

Autoridades del SAG se reúnen con Delegación del Departamento de Agricultura de EE.UU

Con la finalidad de avanzar en temas de exportaciones de fruta fresca al mercado de Estados Unidos, autoridades del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos/ Animal and Plant Health Inspection Service (APHIS), lideradas por el Jefe de la División de Protección Agrícola y Forestal, Rodrigo Astete Rocha, y por el  jefe de la misión, Director APHIS Michael Guidicipietro, respectivamente, sostuvieron una reunión bilateral, la cual se realizó, esta semana, en Chillán.

“Chile es un proveedor muy importante de vegetales para nuestro país, por lo cual en esta reunión bilateral estamos tratando temas de interés de sanidad vegetal para ambas naciones”, señaló el Jefe de la misión de Estados Unidos.

Por su parte Rodrigo Astete destacó que “fue una muy buena reunión, con avances interesantes para nuestro país, hemos logrado avanzar en temas específicos y en el caso de la medida restrictiva de fumigación con bromuro de metilo para los arándanos de la región del Bío Bío hemos planteado a APHIS la necesidad de avanzar  en esta materia, por ello les solicitamos que solo los predios que se encuentren en el radio de control de la polilla del racimo de la vid, Lobesia botrana, cumplan con esta medida, permitiendo que el resto se exporte solo con inspección SAG-USDA”.

Además, el Jefe de la División precisó que los especialistas de APHIS aceptaron la exportación de cuatro híbridos cítricos, con las medidas que sus parentales tenían, la que comenzará a regir una vez que modifiquen el Manual del APHIS. Además, en el caso del Programa de Preembarque, se aprobó la técnica de PCR para la determinación de curculionidos en todas las especies donde se determinen estados inmaduros no identificables por las determinaciones convencionales y así evitar rechazos que se realizaban por no tener la definición del tipo de especie.

“Estos dos temas han sido muy interesantes y hemos tenido un largo e intenso intercambio en relación a Lobesia botrana, específicamente para la exportación de arándanos y uva de mesa, por ello también visitarán la región de Atacama, donde conocerán la situación de la plaga, con el fin de poder avanzar en la aceptación del System Approach para uva de mesa, por lo que creemos que ha sido muy positiva esta reunión bilateral”, sostuvo el directivo del SAG.

Exportación de arándanos del Bío Bío

Sobre la propuesta del SAG de aplicar la medida de fumigación con bromuro de metilo solo a los predios ubicados en el área de control de la plaga, es decir, a aquellos ubicados en un radio de 500 metros a la redonda de la trampa de captura, el  Jefe de la División de Protección Agrícola y Forestal del SAG indicó que “estos últimos años se han entregado muchos antecedentes sobre las medidas aplicadas, ven muy bien lo que estamos haciendo para controlar  Lobesia botrana y se han comprometido a revisar los aspectos técnicos relacionados con la plaga y los aspectos legales para la modificación de la norma que dictaron para la exportación de arándanos desde la región del Bío Bío. El plazo de la respuesta a esta solicitud, dependerá del avance que tenga el análisis”.

Asimismo señaló esta reunión se realizó en esta zona, ya que uno de los objetivos era que los especialista de APHIS conocieran las acciones que se están realizando en la región, tanto a nivel urbano como rural, por lo cual visitaron algunas casas de la comuna de Chillán y algunos predios de la provincia de Ñuble para ver en terreno las medidas aplicadas por el SAG y los productores para la erradicación de esta plaga.

Al respecto el   Director del APHIS indicó que “hemos recibido bastantes antecedentes sobre el trabajo que se está realizando en el control de Lobesia en arándanos y uvas, nuestro país erradicó esta plaga en California, por lo cual debemos ser muy cuidadosos en el tema”.

Control biológico podría acabar con escama de San José en manzanos

El contexto mundial de exportaciones frutícolas es cada vez más exigente con respecto a la calidad de la producción, debido a los cuestionamientos toxicológicos y requisitos cuarentenarios permitidos por cada destino, además de la aplicación de protocolos de exportación por presencia de plagas en las frutas. Entre ellos destaca el aumento de rechazos fitosanitarios por la Escama de San José (D. perniciosus), la cual afecta a pomáceas como las manzanas, descendiendo su producción incluso antes de poder ser comercializada. Una realidad que afecta sin duda a Chile, pues una de sus principales exportaciones es esta fruta.

“Los cultivos de manzanos han evidenciado los efectos del cambio climático que tienen un impacto directo en nuestra agricultura, y uno de ellos es la modificación en la prevalencia y ciclos biológicos de plagas y enfermedades”, sostuvo la directora ejecutiva de la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, María José Etchegaray. Agregó que, “es por ese motivo que su preocupación es enfrentar de mejor manera los impactos y disminuir la vulnerabilidad del sector frente a este escenario, a través de prácticas productivas sustentables, responsables e innovadoras, y a su vez responder a las exigencias cada vez mayores que surgen desde los consumidores de productos agrícolas, ambiental y socialmente sustentables”.

Gracias al proyecto FIA “Desarrollo de un nuevo producto de control biológico para la Escama de San José”, se lanzó recientemente un producto de control biológico, donde se buscó durante estos tres años de investigación, desarrollar un nuevo sistema que permitiera acabar con esta plaga de una forma sustentable y amigable con el medio ambiente, evaluando distintos enemigos naturales –presentes en nuestro país- que pudiesen terminar con ella.

La iniciativa fue liderada por la empresa Xilema SpA., y que cuenta con la participación de las empresas socias: Anasac Chile S.A., Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Frutícola Viconto S.A., Agrícola Greenwich Ltda. y Sociedad Agrícola Alborada. Se realizaron ensayos a nivel de laboratorio en conjunto con el Institut de la Recherche Agronomique, INRA, Francia, el cual es el primer instituto de agronomía a nivel europeo y segundo a nivel mundial, y posee una gran experiencia en el desarrollo de programas de control biológico. Hasta ese país se llevaron muestras de controladores biológicos y muestras de escama de San José para ser evaluadas.

En el seminario donde recientemente se anunció el producto, Osvaldo Farías, gerente general de Xilema, cuenta que de “control biológico en Chile se sabe poco”, y en el mundo se sabe a nivel de invernadero, pero poco a nivel de frutales, por lo tanto, lo que nosotros estamos haciendo es innovación. Estamos trabajando en el posicionamiento del control biológico como complemento a lo que hace el agricultor. La escama de San José es un ejemplo de eso, tiene una capa que lo protege y frente a la aplicación de agroquímicos puede persistir y dañar un porcentaje importe de la producción”, agregó.

“En términos de investigación se pudo establecer interacciones entre la escama de San José con estudiar sus efectos con la feromona y también el efecto e interacciones entre enemigo natural y escama primaria. Es una plaga de importancia económica, que también la vimos en campo. Tanto en términos de interacción entre universidad y empresa, y en términos de investigación, tiene resultados positivos por ambas partes”, continúa Fernanda Flores, investigadora y profesora del Instituto de Química de la PUCV.

“Lo que cabe destacar de este proyecto es la articulación que es tan importante para generar innovación, y generar un impacto”, señala la directora ejecutiva de FIA, “la forma de adaptarnos al cambio climático es justamente promoviendo un trabajo en conjunto en  sistemas productivos sostenibles. El control biológico asoma como una herramienta clave e innovadora en la adaptación al cambio climático, potenciando las ventajas competitivas que se nos presentan ante este escenario”, concluye.

La escama de San José a nivel global y nacional

Las fuertes pérdidas económicas han obligado a los productores a realizar frecuentes aplicaciones de agroquímicos, generando resistencia en la plaga, aumentando gastos operacionales y carga sobre el medio ambiente con el consiguiente aumento del riesgo de la inocuidad alimentaria. No existe una solución para esta plaga en el país en términos de alternativas biológicas.

Hasta la fecha, ha provocado importantes rechazos y daños en los huertos, especialmente en manzanas y ciruelas (hasta un 40%). Según datos del SAG, solo en 2013 se rechazaron 443.605 cajas de manzana por D. perniciosus, representando una pérdida cercana a los U$12.000.000, reduciendo hasta un 30% la productividad (1.560.000 de pérdidas por hectárea para el productor; Sazo 2008; ODEPA).

Thibaut Malausa, del INRA Francia, entrega una perspectiva del control biológico a nivel global, “llegaron a un resultado súper interesante, en el sentido de que se aprovecha a un enemigo natural. Parece que tiene una eficiencia alta en comparación a lo que se encuentra en otros países. Ahora falta convertirlo en innovación, en el sentido de impacto, de entrarlo al mercado”. Además, agregó que, “se hizo programas en Estados Unidos, también en Francia hubo incitativas, pero no se transformó en innovación, porque quedó a nivel de investigación”, concluyó el experto, dejando instaladas estas capacidades en nuestro país para ser aplicada en las regiones de O’Higgins y El Maule.

“Tuvimos que aprender primero a producir la plaga en condiciones controladas, para que sobre ella poder multiplicarlo, producir la plaga producir los controladores biológicos, y tuvimos una primera etapa a nivel de campo con muy buenos resultados. El paso siguiente ya que nos falta saber cómo responde en distintas situaciones productivas extensivas”, explica el gerente general de Xilema.

Plantas frutales de carozos franceses podrán ingresar a Chile sin cuarentena

Para países como Chile, que está libre de mosca de la fruta y que tienen controles fitosanitarios muy estrictos, la tarea de importar cultivares desde los centros más importantes de investigación hortofrutícola, requiere un gran trabajo en términos de tiempo y burocracia.

Es por esto que el reciente anuncio que realizó el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) es muy importante para la industria frutícola.

El SAG informó que el Centro Técnico Interprofesional de Frutas y Hortalizas CTIFL Lanxade de Francia garantizaba una seguridad fitosanitaria aceptable para realizar la importación de material de propagación de carozos sin ser sometidos a cuarentena de posentrada.

De esta forma, el CTIFL podrá exportar ramillas de las especies de carozo Prunus armeniaca, P. avium, P. cerasus; P. dulcis, P. domestica, P. salicina; P. persica y P. persica var. nucipersica.

Maritrini Lapuente, gerente general de la Asociación de Viveros de Chile, comentó que esto permitirá agilizar el ingreso de materiales al país y potenciar el recambio varietal.

Asimismo, Lapuente indicó que con esto se podrá satisfacer la necesidad de los productores para contar con mejores materiales y que, además, las mismas variedades que ya están en Chile podrán ingresar más limpias.

“Esto da muchas garantías en términos de sanidad de los materiales, que es lo que más nos importa a nosotros y al SAG. En ese sentido, trabajando con el reconocimiento del centro logramos ese ingreso sin la cuarentena de uno o dos años, lo que es un tremendo avance”, agregó la gerente general de la Asociación de Viveros de Chile.

En tanto, Maritrini Lapuente explicó que este es el primer centro que se abre para carozos y el primero desde Francia, mientras que ya se encuentran trabajando en nuevas aperturas.

Proyecto chileno busca eliminar los pesticidas en la agricultura

La gran resistencia al paso del tiempo, las condiciones adversas y los pesticidas de los microorganismos presentes en cultivos de alfalfa, el maíz lluteño, la papa, maíz blanco y el orégano de la Región de Arica y Parinacota son parte de un proyecto de la Universidad de California, Davis en Chile y la Universidad de Tarapacá, UTA, que tiene como objetivo su búsqueda y posterior implementación a través de la genética para ser utilizados en la agricultura en un futuro próximo.

Freddy Boehmwald, coordinador de desarrollo de Bioproductos de U. de California, Davis en Chile, afirmó que gracias a que el material genético de estos microorganismos se ha mantenido amplio y diverso, “es interesante rescatarlos y devolvérselos a la agricultura”; esto implica la generación de bioproductos agrícolas de origen natural y altamente biodegradables, que además tengan relaciones beneficiosas con el cultivo.

Tras ello, la idea es que los bioproductos tengan variadas implementaciones: por ejemplo, agentes biológicos que reemplacen a los pesticidas protegiendo a los cultivos contra insectos, hongos, bacterias, virus, malezas y otros; como bacterias que estimulen el crecimiento de las plantas; o bien que puedan facilitar la disponibilidad de determinador nutrientes como nitrógeno, fósforo y agua. De esta forma, el proyecto busca reemplazar o complementar a los químicos que se emplean en la agricultura hace décadas, para así generar sistemas más sustentables.

“Existe un agotamiento del uso de los recursos químicos y muchas plagas son resistentes a éstos. Además, los consumidores, en general, quieren alimentos sin pesticidas o con el mínimo posible. Hay todo un recambio en la agricultura”, afirma Boehmwald.

La primera etapa comenzó en abril de 2017, cuando se identificaron los sitios que deseaban muestrear. “Después se tomó contacto con sus comunidades para dialogar sobre el proyecto y la forma de compartir los beneficios hacia ellos si hay un desarrollo derivado del proyecto”, detalló el investigador.

Por otro lado, el Dr. Germán Sepúlveda, investigador de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Tarapacá UTA, nos enfatiza en la importancia del proyecto y la generación de bioproductos “a través de una tecnología que busca generar respuestas tecnológicas basadas en investigación científica aplicada a plantas, microorganismos y las interacciones de ellos”.

“Este Proyecto busca generar respuestas viables a dificultades tales a como el fenómeno de la resistencia a plaguicidas, control de problemas fitosanitarios de difícil cubrimiento con las herramientas químicas sintéticas y reducir el impacto deletreo de la actividad agrícola tal como el exceso de fertilizantes y los problemas de contaminación que ello implica, entre otras muchas aplicaciones”, explica Sepúlveda.

Control de mosca de la fruta ante nuevo hallazgo en la Región Metropolitana

El martes 2 de enero se realizó la primera captura de dos ejemplares, un macho y una hembra, en un sector de San Bernardo, en la región metropolitana, por lo que el SAG dio inicio a la campaña para controlar este foco.

En tanto, durante esa misma semana se encontraron más ejemplares sumando un total de 16 hasta la fecha.

El director Metropolitano del SAG, Oscar Concha, comentó que no se han registrado nuevas capturas en dicho lugar.

Asimismo, Concha detalló que la campaña de control que está realizando la institución en San Bernardo delimitó un perímetro de 200 metros alrededor de los hallazgos, donde se realizó la descarga de toda la fruta existente en el área, junto a la aplicación de un plaguicida bajo la copa de los árboles.

Posteriormente, se realizó un catastro en todas las casas en un radio de 800 metros alrededor del lugar de las detecciones para determinar la presencia de frutales.

Además, se tomaron muestras de toda la fruta existente entre 400 y 800 metros de donde aparecieron los ejemplares, tras lo cual se recogieron 250 kilos de fruta, la que fue analizada en laboratorios del SAG para determinar la presencia de larvas.

En esta misma línea, el director metropolitano del SAG indicó que esta campaña se podría extender hasta abril o mayo, dependiendo de las temperaturas que se registren en los próximos meses.

Cabe recordar que, durante diciembre de 2017 se encontraron 6 ejemplares de mosca de la fruta en la comuna de Las Condes, también ubicada en la región metropolitana, por lo que aún hay una campaña de erradicación en dicho foco.

Área Cuarentenada
Oscar Concha, director metropolitano del SAG explicó que existen distintas áreas para el control de la mosca de la fruta, las que contemplan un área cuarentenada de un radio de 7,2 kilómetros para la mayoría de los mercados, y de 27,2 kilómetros para el mercado chino.

En esa misma línea, el director metropolitano del SAG hizo un llamado a la cooperación de los ciudadanos para mantener controlado este foco: “Lo que le pedimos a la gente es su colaboración en términos de no mover fruta dentro del área”.

Dentro de ambos radios establecidos existen muchos productores, plantas procesadoras de fruta y packings, por lo que Concha comentó que “el problema de tener una campaña de mosca de la fruta es que significa encarecer los costos de producción para el productor, porque las frutas de estas áreas pueden comercializarse, pero con tratamiento de frio”.

Riesgos por visita del Papa
Por otra parte, la próxima semana se llevará a cabo la visita del Papa Francisco a Chile, por lo que el número de turistas que viajarán a este país provenientes de otros lugares de Latinoamérica fue estimado en hasta un millón de personas, según autoridades del gobierno chileno.

El director metropolitano del SAG indicó que la institución está reforzando los controles fronterizos del país, fundamentalmente en las zonas donde se podría registrar el mayor tránsito de personas.

Debido a lo anterior, el SAG tomó medidas especiales ante la visita del pontífice como duplicar el personal asignado al control de fronteras y aumentar el número de maquinas de rayos X, como también los equipos de la brigada canina.