Martes 14 de Agosto de 2018

Antonio Walker proyecta el 2015 frutícola del Maule

Febrero 10, 2015

Tweet




Entrevista de María Isabel Triviño, Diario El Centro de Talca

“Chile va a crecer un 2%, de acuerdo a la proyección del Banco Central. Pero nuestro sector va a estar muy por sobre el Producto Interno Bruto (PIB) nacional, ya que llegará a un 5 o 7%. Entonces, la fuerza del crecimiento económico de este año, en esta desaceleración económica, la va a hacer el sector agrícola”. Así de tajante son las proyecciones de Antonio Walker, presidente de la Asociación de Productores Frutícolas del Maule (Fruséptima), y director de Fedefruta.

En este contexto, destaca que “la fruticultura es mucho más que el PIB. Es regionalización, es empleo y, ahora, esto nos está dando un poco la razón. Prueba de ello, estamos viendo que mucha gente del sector de la construcción, del retail y de la minería está volviendo al campo”.

Walker explica que “este sector es muy contracíclico. Este año, el país se desaceleró y la agricultura se aceleró, el tipo de cambio está alto, las tasas de interés están bajas, y hay más disponibilidad de gente”.

El dirigente también recuerda que cuando fue presidente de la Federación de Productores de Frutas de Chile (Fedefruta) insistió mucho en que no solamente de cobre vive Chile y que el sector silvoagropecuario era muy importante.

Hoy las cifras le dan la razón, ya que la minería nacional exporta cerca de 45 mil millones de dólares, y el sector silvoagropecuario ocupa el segundo lugar en esta materia y tendrá envíos por 18 mil millones de dólares. “Pero la diferencia es que y el cobre crea 240 mil empleos, pero nadie genera 800 mil empleos como la agricultura lo hace”.

En este contexto se enmarcan los 4.800 millones de dólares en frutas frescas de exportación, que equivaldrían a 2,8 millones de toneladas. Esa es la meta país que se han propuesto vender los productores nacionales esta temporada 2014-2015, cuyas cosechas ya comenzaron.

Esa cifra récord, la más alta en la historia de sector de la economía, es precisamente uno de los objetivos que rondan en la mente de Walker.

Y la tarea del también director de Fedefruta no es menor, ya que lidera este importante rubro en ésta, la segunda región más importante del país en materia de producción de frutas, la que –según precisó- tendría una participación en torno a un tercio de esa meta.

¿Cuál es la realidad de la fruticultura?

“En estos momentos, está partiendo la temporada 2014-2015 con los arándanos y las cerezas. Tuvimos un efecto bastante desgraciado: la lluvia que nos hizo perder un 20 a 25% de la cereza de la región”.

¿A cuánto ascienden las pérdidas económicas?

“Como país, 200 millones de dólares. Así y todo, esta temporada año vamos a exportar 16 millones de cajas de cerezas, cifra mayor que el año 2013, en que nuestros envíos alcanzaron las 14 millones de cajas. Nuestras proyecciones eran de 22 millones de cajas, pero no las vamos a cumplir. La calidad va a ser gravitante para el precio. Por eso, el llamado a los productores de fruta es que, a pesar de esta lluvia, cuiden más que nunca la calidad. No podemos tener pudrición a la llegada, ni tampoco frutas sin presión. Tenemos que mantener la calidad de nuestros productos, para así demostrar que Chile es un país serio y confiable”.

¿Cómo vienen las proyecciones en las manzanas?

“Estamos proyectando una baja en la producción del 20 al 25%. Esto afecta principalmente al Maule, que es el principal productor de manzanas de Chile. El país tiene 37 mil hectáreas plantadas de esta fruta, y 20 mil están en esta región. Esto se debe, en primer lugar al añerismo; vale decir que a un año de alta producción como el 2014, le sigue uno en que florece menos y produce menos. Pero también obedece a los tres días de bajas temperaturas del 12, 13 y 14 de octubre, en que tuvimos daños muy severos por las heladas, especialmente en Molina, San Clemente, Linares, Longaví y Retiro”.

¿Y cómo viene la producción de otros frutales?

“El kiwi vuelve a subir un 50% el volumen en relación al año anterior, en que tuvimos una baja por las heladas. En cuanto a los berries, también van a subir respecto del 2013, al igual que la pera”.

¿Cuál es el balance de las proyecciones del sector?

“Hago un balance más bien positivo, porque es histórico que Chile exporte 4.800 millones de dólares. También como país vamos a crecer en volumen un 5 o 7%. Además, veo muy activos a los productores de frutas y mucha gente está volviendo a trabajar en el campo. Eso nos ayuda mucho, porque hace dos temporadas el principal problema que tuvimos fue la escasez de mano de obra. Veo un mejor tipo de cambio, una tasa de interés más baja y más agua. Hay cuatro factores positivos”.

Las proyecciones hablan de que el tipo de cambio se mantendrá alto el 2015.

“Así dice el Banco Central, y eso es bueno porque cuando a la agricultura le va bien, eso también beneficia al comercio, a la construcción, y en general a la región”.

LO NEGATIVO

¿Cuáles son las principales preocupaciones del sector?

“Estamos expectantes en cuanto a varias reformas. Una de éstas es las modificaciones al Código de Aguas, en la que no está claro cómo se va a hacer. En este sentido le hicimos un llamado al ministro, para que ataquemos los problemas de este código pero no lo modifiquemos por completo, que hay mucha gente a la cual se le han asignado derechos de agua que no los ocupan.

Esperamos que sea razonable y proteja los derechos de los agricultores, que es lo que nosotros pedimos. Cambiemos lo que está mal y mantengamos lo que está bien, para que el remedio no sea peor que la enfermedad”.

¿Qué está mal a su juicio?

“Que se debilita el derecho de propiedad del agua, y eso pone un signo de interrogación al inversionista. Ataquemos al que ocupa el agua para el mercantileo, para especular y hacer un negocio del agua, pero protejamos al que le da un buen uso al agua. Qué mejor uso del agua que producir fruta”.

¿Alguna otra aprensión en materia legislativa?

“La Reforma Laboral es otra de las preocupaciones del gremio. La actual ley laboral está hecha muy para el mundo urbano e industrial, pero muchas veces no recoge las particularidades de la agricultura. Esperamos que el proyecto de reforma sea una reforma amigable, que facilite el entendimiento y no lo entorpezca. Debe estar orientada a mejorar las remuneraciones, la calidad del trabajo y la capacitación de los trabajadores. Ello, más que en dirección a rigidizar la relación laboral, como por ejemplo el tema de la sindicalización automática que nos parece injusta, y el no derecho a reemplazo en huelga.

Como Fruséptima siempre hemos llamado a los productores a tener empresas amigables y productivas. Tenemos que producir fruta, pero no de cualquier forma, sino que de manera amigable y ser modernos en las relaciones laborales. Además, como asociación gremial perseguimos al productor que tiene empleo informal, porque esa es una competencia desleal para el productor que cumple y paga el líquido más salud y previsión”.

COMPLICACIONES

¿La Lobesia botrana sigue siendo una preocupación del sector frutícola?

“Claro que sí. Estamos trabajando muy de la mano con Nicanor Cuevas, director regional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), porque los sectores público y privado, más los ciudadanos, debemos combatirla, ya que en gran medida la polilla está en las ciudades aledañas a los huertos y ahí no se puede hacer aplicaciones (de productos químicos). Por lo tanto, este servicio ha instalado por hectárea 50 dispensadores que confunden al macho y a la hembra, para que no se apareen. Además, en los huertos frutales tenemos un programa de aplicaciones y en las viñas, que son el principal hospedero, también tienen un protocolo que cumplir. Debemos ser responsables en el cumplimiento de la norma que nos hemos auto-impuesto, que es hacer los tratamientos contra la Lobesia botrana”.

¿Cómo ha funcionado el plan?

“En algunas trampas de algunos huertos se ha detectado Lobesia botrana. El sector vitivinícola, que es muy importante en esta materia está cumpliendo la norma, al igual que el sector frutícola. Y gracias a ello, hasta el momento no hemos tenido detecciones en frutas. No nos olvidemos que en el Maule norte la captura de ejemplares es mucho más alto que en el Maule sur. Por ello, el proyecto del SAG es erradicarla en el sur y contenerla en la zona norte de la región”.

¿Hacia dónde apunta la fruticultura regional?

“Al ministro Furche le planteamos la necesidad de modernización. Tenemos muchos huertos antiguos y obsoletos, que se plantaron hace 20 años y hoy no pueden competir, porque no tienen la distancia de plantación, ni la variedad adecuadas, y además son altos lo que incrementa sus costos de explotación. Tenemos que ir hacia un huerto moderno semi-peatonal, que tengan la última variedad y clon, que sean precoces y tengan un alto potencial productivo y una muy buena calidad de fruta. Tenemos que ser más productivos, eficientes y rentables.

También debemos tener huertos más amigables y ser muy profesionales en las relaciones laborales, porque el principal costo de la explotación de un huerto frutícola es la mano de obra. Por cada 100 pesos que gastamos en el huerto, 65 van a la mano de obra y 20 a los insumos; vale decir, el 85% del costo de producción. Además, es preciso que re-encantemos a la gente a que vuelva a trabajar con nosotros. Hay un gran desafío de mejorar las relaciones laborales, tener mucho más confort en el campo, mejores comedores y baños y cocinas, mejores implementos de trabajo y un trato más respetuoso”.

¿Y en el plano internacional?

“Habíamos estado muy cómodos en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, pero hoy la competencia es muy grande y muy exigente. Otro desafío es ir a abrir nuevos mercados: China, India, Rusia, sud-este asiático y norte de África, Egipto, Marruecos, Medio-Oriente”.

Próximos Eventos

1527724800 / 1534227992
1532563200 / 1534227992
1533772800 / 1534227992
1534809600 / 1534227992
1538524800 / 1534227992