Domingo 27 de Mayo de 2018

Álvaro Gatica, pdte. Asociación Agricultores Ñuble: “Urge una renovación varietal en frutales”

Diciembre 26, 2017

El dirigente sostuvo que un gran número de huertos de berries tiene variedades que están obsoletas.

Como una tarea pendiente del sector frutícola de Ñuble calificó el presidente de los agricultores de Ñuble, Álvaro Gatica, la introducción de nuevas variedades que permitan satisfacer los requerimientos de los mercados de destino y las complejidades de los largos viajes desde los puertos chilenos.

El timonel de la Asociación de Agricultores de Ñuble sostuvo que “por ejemplo, en arándanos, hay variedades que simplemente no las quieren comprar, entonces tenemos que ir variando, más que pensar en crecer en superficie. En ciertos cultivos, como los berries, en que no hay mano de obra; yo siempre les digo a los agricultores que antes de decidir plantar más arándanos, vean si tienen gente, porque las inversiones son muy grandes para después no poder cosechar”.

Añadió: “yo me enfocaría hoy específicamente en renovar variedades que ya simplemente están obsoletas, que tienen 20-25 años y el mercado no las quiere, y cambiar a variedades que hoy las están pidiendo, en vez de seguir aumentando superficie. Hoy podemos tener el doble de producción por hectárea en kilos, porque hay variedades más productoras y de mejor calidad, entonces igual vamos a ir aumentando nuestra producción, pero no necesariamente aumentando superficie, porque mano de obra no hay, a no ser que destinemos cierta cantidad de berries para congelado; lamentablemente el congelado no es un precio muy bueno, y ahí hay que ver si conviene o no”.

El dirigente sostuvo que es muy grande el número de huertos en Ñuble con variedades obsoletas. “Estamos hablando de huertos que se plantaron hace 15-20 años, y si no todas, yo diría que la mitad por lo menos, están obsoletas, y no se trata solo de que te paguen menos, es que ya no las compran, sirven solo para congelado, y el problema del congelado es que el precio es muy inestable, el año pasado  el precio fue horrible, pero el antepasado fue muy bueno, entonces mucha fruta fresca se destinó a congelado, porque es como un commodity, depende del stock que haya, en cambio la fruta fresca no se puede guardar”.

Gatica precisó que el gusto de los consumidores internacionales no es el único factor a tener en cuenta para los productores de frutas de Ñuble y del resto del país. “Hay variedades que no tienen ‘piernas’, como decimos nosotros, para llegar afuera, para llegar a China o Europa, son variedades buenas, muy ricas, pero que no llegan allá porque el viaje es muy largo, es lo que se llama la vida postcosecha”.

Investigación
El dirigente gremial argumentó que las variedades que se usan en Chile no fueron desarrolladas en el país, fueron creadas en otros países e introducidas en el territorio, por lo tanto, no fueron concebidas para la realidad exportadora local.

“Todas estas variedades vienen de afuera, no hay variedades chilenas, ni el INIA ni otros centros de investigación se han preocupado de hacer variedades chilenas, que puedan soportar un viaje largo, que se adapten al clima nuestro. Es muy distinto que traigamos variedades de Estados Unidos, que funcionan muy bien allá, con otro clima, y que se consumen allá. Entonces, las traemos para acá y se comportan de otra manera”.

Por ello, el empresario planteó que la investigación juega un rol muy importante. “La Universidad Católica ha estado haciendo algo con la frambuesa, ellos sacaron tres variedades, que son las ‘santa’ (Santa Teresa, Santa Clara y Santa Catalina), que son chilenas, y tengo entendido que han andado relativamente bien, y eso es lo que tenemos que hacer, pero no hay investigación en eso, todo lo traemos de afuera, todas las variedades”.

Próximos Eventos